Categoría: Pensamientos


Es muy improbable que este pedacito de carne (por muy adorable que sea) sobreviva solo 4
De todas las tradiciones absurdas que conservamos en esta etapa de transición a la que llamamos presente, con un pie en el pasado y rumbo hacia ninguna parte, me llama en especial la atención el hecho de celebrar que la Tierra ha vuelto a dar una vuelta alrededor del Sol mientras aún seguimos vivos. Eso es el cumpleaños: una vuelta alrededor del Sol de la Tierra para los que aún no hemos fallecido en este viaje orbital. Menuda insolencia, celebramos en nuestro nombre algo que no depende en absoluto de nosotros. Globos, una tarta, regalos fabricados en china, amigos y familiares. Si puede ser, todos hablando a la vez mientras comemos y bebemos más de lo que se supone que deberíamos. Pero un día es un día, es nuestro cumpleaños, y hay que celebrarlo. Esta tradición, que tenía mucho sentido hacía cuatro o cinco siglos, cuando lo raro era que alguien llegase a la adolescencia, se mantiene ahora con pautas cada vez más absurdas. Porque, seamos sinceros, tú no has hecho nada para merecer el celebrar tu cumpleaños.

La insolencia de celebrar tu cumpleaños


6
Somos seres sociales por naturaleza. Eso es indiscutible. Pero la tecnología, que tanto ha cambiado nuestra forma de relacionarnos con el mundo, ha llevado esto a límites desquiciantes e insospechados hace apenas una década. Por supuesto, hablo de las redes sociales: el control que ejercen sobre ti (o La paradoja del terrario digital).

Redes sociales: el control que ejercen sobre ti (o La paradoja del terrario digital)



tampon-495739_1280 4
Aquí va mi primer artículo. Por lo general acostumbro a escribir cosas serias. No quiere eso decir que este artículo no lo sea, pero por el título puede parecer un tema sujeto a guasa. Personalmente, creo que no deberíamos bromear con la menstruación, esa cosa tan horrible que nos hace odiar y querer al mismo tiempo, con la que podemos reír y llorar con una diferencia de cinco segundos, y que te hace pensar que tienes mil millones de manos dentro de ti amasándote los ovarios. Sin embargo, debo agradecerle también otras muchas cosas como por ejemplo poder chillar a una persona hasta llegar incluso a amenazarla de muerte y que baste un “lo siento, tenía la regla” para disculparme, o no sentirme culpable de comer todo el chocolate del mundo durante esos días o, incluso (conozco a una amiga) que se ha llegado a inventar que estaba en esa fatídica semana para no mantener relaciones con algún tipo.

Tampax: el gran enemigo de los hombres


nucelar 3
Soy un gran fan de Los Simpson. Me parecen una de las creaciones más geniales que se han hecho. Pero no solo por el mero divertimento que constituyen. Personalmente, pienso que esta serie también aporta conceptos que pueden ser aplicados en la vida diaria: toda una filosofía vital. Hoy quiero contarte la primera de ellas: Filosofía simpsonística 1 (sobre la teoría de Nucel y el Nucelio) En algún sitio leí que los Simpson gustan más a gente de clase media-baja, que entienden mejor sus bromas y chistes. Seguramente esto se debe a que su experiencia vital les permite mejor empatizar con las apreturas económicas de Homer, un empleado de bajo rango en una central. Un proletario a fin de cuentas.

Filosofía simpsonística 1: sobre la teoría de Nucel y el Nucelio.



apastillasparaabortar (1) 2
Recientemente ha saltado la noticia de cómo será la nueva regulación del aborto: una norma compuesta por dos artículos y tres disposiciones en la que la novedad principal será la derogación del apartado 4 del artículo 13 de la Ley del aborto 2/2010; lo que implica que todos los menores, sin excepciones, necesitarán el consentimiento paterno para poder abortar. El debate está servido y hay opiniones para todos los gustos. Yo vengo aquí a exponer la mía. Pero antes de empezar voy a dejar claro que mi opinión: No tiene color político: no estoy adscrita a ningún partido ni creo ciegamente en lo que dice ninguno. Soy de esas personas que primero lee los programas electorales y después vota lo que humildemente le parece mejor sin importar si ese programa viene del PP, del PSOE o de cualquier otro. No tiene carácter religioso: para mí la opinión de que un embrión que cuenta con dos semanas de gestación siente el mismo dolor cuando abortas que si matas a un niño de dos años tiene la misma validez que la opinión de que un hombre no puede masturbarse porque está desechando hijos en potencia al hacerlo. Y aclarado estos puntos, empiezo:

Abortar: ¿hasta dónde llegan los derechos de los padres?


clock-deadline-departure-4090-825x550 2
Hay muchas cosas que pueden tomarse o hacerse tanto en frío como en caliente y seguro que todos tenéis opiniones diversas sobre qué opción es la mejor. ¿Cómo preferís el café: caliente y con espuma, o frío y con un hielo en medio? Seguro que a esto me responderéis como si fueseis gallegos, con un depende: depende de si hace frío o calor, de si es verano o invierno, etc. Vamos a ir más allá de la comida: ¿cómo serviríais la venganza, en frío o en caliente? Seguro que aquí también hay opiniones para todos los gustos. Pero como yo no soy una persona malvada, lo que en realidad quiero saber es lo siguiente: ¿cómo se escribe un artículo de opinión: en frío o en caliente?

¿En frío o en caliente?



de9uL9L7RSmzV4SAoAO5_Lauren and Winona Under a pass-1 14
Hacía días que pensaba sobre qué artículo escribir para este blog. En un principio pensé en hablar de las desventajas de practicar autoerotismo con un rallador de queso, pero Marcos me reconvino amablemente señalando que el tema se apartaba un poco de la temática del blog. Luego pensé en escribir sobre  dolores vertebrales que afectaran a los costados, por aquello del pinzamiento lateral, pero al final desdeñé también semejante argucia fonética. Así que al final me he decidido a hablar de una duda que me atormenta: ¿Pueden los vegetarianos tener un mascota carnívora? Los vegetarianos y la consciencia Soy consciente del chaparroning que tienen que aguantar aquellos que se deciden a ir por el sendero del veganismo o el vegetarianismo estricto, y, créeme, no quiero añadir más leña a esa candela. Mi duda viene porque yo  mismo me he planteado muchas veces dejar de comer cosas que tengan que ser criadas de forma masiva en total confinamiento y luego asesinadas de forma brutal.. De hecho hay quien lo considera una actitud contra natura. Por un lado, parece ser que la vida se sustenta en la muerte, y que es algo natural que los animales para vivir tengan que comerse a otros. Entre otras cosas porque si las poblaciones no se mantuvieran reguladas un exceso de una especie, por ejemplo, de inofensivos herbívoros, podría acabar con todo un ecosistema. O eso dicen, porque en Japón hay una isla en la que solo viven conejos y no parece que se haya convertido en un árido desierto. En mi filosofía personal, sin embargo, considero que los animales deben hacer esto porque no tienen consciencia moral y tan solo se comportan de forma natural. Carecen también de la posibilidad de abstraerse de sus instintos y buscar fuentes alternativas de alimentos utilizando la cultura y la técnica, siendo estas herramientas exclusivas del ser humano. Por supuesto, estoy hablando de los seres humanos del mundo desarrollado, que afortunadamente tenemos acceso asegurado a alimentos de origen vegetal, y es una postura totalmente personal, cada cual que haga lo que quiera con su alimentación. Y más si vive en un país de recursos limitados donde dudo mucho que pueda ni tan siquiera plantearse elegir lo que come. Veo al humano más como un ser cuya consciencia le permite salir de la rueda del juego de comer o ser comido, y que debería adoptar un papel de guardián y preservador del planeta y su diversidad genética. Una pena que, al parecer, solo yo piense esto, porque el comportamiento general de la especie apunta más bien en otro sentido. Luego está el tema de la “hipocresía interespecífica”, es decir, no matas animales pero sí plantas. A esto personalmente me respondo planteando que las plantas tienen niveles de consciencia inferiores a los de los animales y, aparte, las plantas que se cultivan son anuales, por lo tanto cuando las comes están al final de su ciclo de vida. Además, el maravilloso reino vegetal también nos provee de frutas que están diseñadas […]

¿Pueden los vegetarianos tener una mascota carnívora?


Drowning 1
Te consideras una persona que sabe quién es, qué quiere y que tiene un sistema de valores firme, por lo que nunca llegarías si quiera a considerar que algún día serías el cordero perfecto de un manipulador. Es decir, a lo largo de tu vida tantas personas lo han intentado y siempre te has plantado y les has puesto un paro. Te sientes en ese sentido, fuerte. De repente llega a tu vida una persona buena, maravillosa, amable, podrías decir que es un ángel. Tú le abres tu corazón y le cuentas todo de ti. ¿Por qué no? Es una de las almas más hermosas que has conocido: la admiras, quieres ser como ella y quieres que conozca hasta lo más hondo de tu ser.

Presas de la manipulación



Autoreifen
Estoy estudiando técnicas de gestión y comunicación. Eso significa que leo sobre escucha eficaz, y en el momento en que lo leo me pregunto qué se considerará escucha eficaz o lectura eficaz, y si yo lo estoy haciendo, y de qué depende de que lo haga o no. ¿De elementos de distracción? Mierda. Y ya lo he vuelto a hacer. Y es que me distraigo con facilidad y mi mente va de una idea a otra hasta un punto que me llega a preocupar. No me distraigo con las moscas. Es más, las moscas puede que me rescaten de mi ensimismamiento en determinados momentos. Conozco personas que se quedan mirando a un punto fijo en el espacio y se quedan en estado de trance, con absolutamente nada en la cabeza para darle vueltas y mientras mordisquean un bolígrafo. Para bien o para mal yo pertenezco al modelo de distracción opuesto: las ideas brotan de una forma tan potente que evitan que piense en lo que debo y que le de vueltas a otra cosa. De hecho casi todas mis conversaciones cuentan con alguna de estas frases: ¿Qué? (mientras parpadeo dándome cuenta de que otro me habla) ¿Y por qué he contado yo eso? (Cuando no recuerdo por qué he comenzado a hablar) Sí. No. Espera, ¿qué? (Afirmación como respuesta defensiva y rápida negación por si las moscas) Es por ello que tengo decenas de cuadernos con notas que nunca me dará tiempo ni siquiera a leer: si me pongo con cualquiera de los proyectos que he anotado tengo el problema de que antes de que acabe con ese proyecto ya habré ideado otros tres o cuatro. Hoy, después del segundo desayuno (no confundir con almuerzo) he estado pensando en una aplicación de estrategia para móviles. He pasado de apuntar nada, tengo cerca de un centenar en varios cuadernos. Problemas que origina No me centro. O lo hago pero el rendimiento es bajo debido a la cantidad brutal de idioteces que se me ocurren. Esto hace que vaya lento en muchas tareas mecánicas, como hacer la cama. No, no es coña, tardo en hacer la cama, y hay ocasiones en las que la dejo a medio hacer porque se me ha ocurrido algo a mitad, como ponerme a ordenar la mesa. Cuando acabo con la mesa la cama sigue sin hacer, y si no me fijo ahí se queda durante horas. Ventajas que conlleva Desde luego si lo que busco en esta vida son diferentes puntos de vista, experiencias y situaciones nuevas, se trata de un método bastante eficaz para obtenerlas. Hace unos años, volviendo en renfe me distraje lo suficiente con un juego como para acabar en el extremo norte de Madrid a las dos de la mañana. Volver a mi casa supuso todo un reto y una caminata de hora y media. La prueba del Neumático Un colega de la universidad, viendo que la mayoría de nuestras conversaciones acababan en un “Marcos, ¿me estás escuchando?” ideó un sistema para comprobar el nivel […]

La distracción natural, sus ventajas y la prueba del neumático