El día en que la humanidad se muera de aburrimiento 2


¿Os imagináis que de un día para otro la gente se aburra de manera natural de absolutamente todo? Pues creo que es algo bastante factible si la tecnología sigue por el lugar a donde va. Y ojo, porque yo soy el primer fanático de la tecnología, pero eso no me evita ver a dónde va a conducirnos, y en mi amor-odio estoy entusiasmado-aterrado por la idea de un futuro en el que los seres humanos no tengan nada que hacer y lo tengan todo. ¿Os lo imagináis?

el día en que la humanidad se muera de aburrimiento

Creo, según nos ha demostrado la ciencia hasta ahora, que es factible que llegue el momento en el que nuestras obligaciones terrenas se acaben y que no «tengamos que ganarnos el pan con el sudor de nuestra frente». Ni, ya puestos, ninguna parte de nuestro cuerpo. Lo que va a ser maravilloso, porque evitará muchísimos atascos a las 7 de la madrugada de un lunes cualquiera.

Pensadlo por un momento (aunque, y eso espero, seáis algo escépticos). Poneos en situación. Dentro de una serie de años, vete tú a saber cuántos, llegará el momento en el que los robots y las máquinas trabajarán para realizar las labores básicas como la cosecha, nuestras prendas y nuestras casas, y que poco a poco también empezarán a ocupar puestos de responsabilidad en las empresas y a realizar trabajos artísticos. Sí, eso ocurrirá, lo siento al que le acojone.

Cuando llegue ese momento y el ser humano pueda dedicarse a la vida contemplativa y a meditar, ¿qué hará con su vida cuando ya lo hayan hecho todo? Aunque muchos de nosotros somos capaces de vivir enganchados a un buen libro y a Internet, ¿qué ocurrirá cuando nadie tenga que trabajar y cuando pueda estar con sus amigos eternamente? ¿Seguiremos considerando Internet como un lugar donde refugiarnos y aprender?

Pero puede que no llegue ni a ese momento. Es muy posible que perdamos las ganas de vivir mucho antes de que las máquinas nos sustituyan.

Pongámonos en situación de nuevo. Es 2050 (de nuevo, vete a saber la fecha, pero casi seguro que será un poco antes de que los robots empiecen a pensar) y se ha inventado eso que llaman realidad virtual. Pero no como en los juegos malos en los que algunas pantallas están pixeladas, no. Digo cuando nos sea físicamente imposible distinguir la realidad virtual de la realidad en la que más nos vale que comamos y nos aseemos.

En la realidad virtual podremos hacer lo que queramos: saltar en paracaídas en una distancia infinita, vivir en la cama con nuestra pareja perfecta, habitar una casa de esas que te quitan el hipo o andar eternamente por esos bosques húmedos que atrapan al caminante. Podremos, en esencia, ser dueños de todas aquellas experiencias que nuestro cerebro demande, en tanta intensidad como deseemos. Ahora bien, ¿qué ocurrirá cuando despertemos? ¿Qué ocurrirá cuando debamos ir a trabajar ocho horas después de haber vivido en el paraíso varios años? ¿Seremos capaces de seguir adelante sin recurrir al infantilismo de morir de inanición conectados a nuestras computadoras?

  • CrisMandarica

    Ahora estoy viendo Battlestar Galactica, y me ha sido imposible no pensar en ella al leerte. Espero que los robots no lleguen a pensar por sí mismos… Biquiños!

    - Tuitea este comentario

    • http://www.pensamientolateral.org/ Marcos Martinez

      Yo espero sinceramente que los ordenadores cobren vida, piensen y me ayuden a convertirme en uno. Uno molón, con alerones y turbinas y todo. Creo que sería guay.

      - Tuitea este comentario