Enfocado al éxito 5


Quienes me conocéis de hace tiempo y en persona (lo siento) me habéis dicho ya en muchas ocasiones eso de “A ti seguro que te va bien…”. Mi familia, mis amigos, la enfermera que me regañará hoy por haber engordado (¡Hola, Isabel!), mis antiguos jefes, algún que otro tímido lector,…

La expresión de éxito de mi yo interior...sin barba. Mi yo interior es un niño con barba

La expresión de éxito de mi yo interior…sin barba               (Mi yo interior es un niño con barba)

Luego no agregan ese tipo de comentarios que uno espera oír como:

  • …con lo guapo que eres quién se te resiste.
  • …eres tan listo que seguro que inventas algo y te haces millonario.
  • …ahora que tienes los cincuenta millones de euros del euromillón.

No. Ojalá pero no. La frase suele continuar con un “…porque no paras quieto.”. Y creo que lo dicen con toda sinceridad (porque estoy de acuerdo). Desde que hace ya tiempo me diese un trompazo empresarial serio puse las piernas mentales en marcha y, poco a poco, me he hecho: un hueco propio, un nombre, muchos conocidos, un blog, un libro, un nuevo look, más mayor. Vale, lo último igual no tiene mucho mérito, pero ya que poseo más daños qué menos que darles rentabilidad.

He de decir que trabajar por nada no es nada fácil (modo víctima activado). Levantarse todos los días tratando de superar la idea loca del día anterior y sorprender al lector no es algo fácil. Reconozco que ahora no estoy trabajando y que el estudio facilita la escritura por el horario totalmente flexible, pero también es cierto que me dedico a invertir (y por tanto estar pendiente) en bolsa y a escribir/reescribir mi segundo libro mientras diseño la portada del anterior, maqueto, hablo/negocio con las editoriales, trabajo en el proyecto final del MBA, busco trabajo,…, y no me corto de hacer deporte o de salir.

Siempre he estado bastante ocupado, y reconozco que las vacaciones más de cuatro días me incomodan. Pero mientras que ya hace tres iba a tontas y a locas por el mundo, todas (o casi todas) mis actividades tienen un rumbo fijo. Todo va encaminado a un par de objetivos finales en el plazo de veinte años (hay que ser previsor, joder):

Objetivos cortoplacistas:

  1. Encontrar un trabajo que me agrade y con el que me mantenga (lo de ganar mucho dinero es totalmente secundario);
  2. Hacerme un nombre en Internet y en la calle;
  3. Conocer gente, hacer contactos y ganar experiencia.

Objetivos a largo plazo:

  1. Vivir de los libros y de lo que gane en bolsa;
  2. Montar una empresa por placer y no por necesidad y poder decir que hay familias que pueden comer gracias a mi.

De momento he de decir que todo se ha acelerado. Había calculado que vendería menos que quince libros, que nadie se suscribiría a mi boletín semanal, que muy pocos iban a demandarme la copia impresa del libro (que con suerte testeo el viernes), que nadie me conocería ni leería mi blog ni mi libro. Y me encuentro con que he vendido casi (casi, casi) cincuenta libros, que unas cuarenta personas leen a diario mi blog (y más del doble caen de manera accidental en él), que Google ya me pone en la segunda pestaña al buscar “pensamiento lateral” en vez de en la décima, que gente que no conozco (amigos de amigos) me dan la enhorabuena por el libro y por mi trabajo.

¿Me conduce esto al éxito? Pues no, claro que no. Igual me conduce a la mayor hostia a nivel emprendedor de mi vida. Pero después de eso ya solo tengo que plantar un árbol y tener un hijo. Y me lo estoy pasando genial.

Así que os voy a dar un consejo, al margen del pensamiento lateral, del mundo empresarial, de lo que puedan opinar tus allegados o lo que te grite tu madre (si es que tienes una madre gritona): Intenta hacer algo que te guste. Si no te gusta tu trabajo busca otro, y otro y otro hasta que des con un sitio cómodo. O ahorra lo suficiente como para construirlo por ti mismo. Pero ante todo HAZ COSAS, y, si puede ser, HAZ ALGO DIFERENTE.

Y recordad que el éxito no son un montón de personas saltando (es lo que aparece si buscas “éxito” en Google). Es la felicidad.

  • http://annoys.wordpress.com rachael calabrian

    “Levantarse todos los días tratando de superar la idea loca del día anterior y sorprender al lector no es algo fácil.” Nadie cree que sea fácil (los que te leen y no escriben, asumo que tampoco lo piensan).

    Me voy a escaquear durante un tiempo. Volveré cuando mi capacidad de raciocinio llegue a 5 (por debajo la cosa se pone fea… Tengo demasiadas cosas en la cabeza y tengo que ordenarlas) Gracias. Un saludo.

    - Tuitea este comentario

  • http://annoys.wordpress.com rachael calabrian

    Ignora mi (muy, pero que muy patético) comentario anterior…

    Por increíble que parezca, he logrado ordenar mis cosas (todas no, pero sí las suficientes para dejar de escribir gilipolleces mayores que las de costumbre). Bueno, eso es todo lo que venía decir. Gracias. Un saludo.

    P.D.: Lo de sorprender al lector y que nadie cree que sea fácil iba en serio…

    - Tuitea este comentario

    • Marcos Martínez

      Me alegra mucho que hayas conseguido ordenar tanto en unas horas. Yo me reservo días completos de aislamiento para tal uso.

      - Tuitea este comentario

  • http://gravatar.com/slowinver http://slowinver.com

    Que interesante blog, Marcos!
    He estado ojeandolo y la verdad es que cuentas cosas curiosas.

    Pero no he conseguido saber realmente cual es tu temática. O cual es tu hoja de ruta hacia el éxito, que e sun camino que todos buscamos y que pocos encuentran.

    Te lo digo porque en algún sitio lei que un buen blog debería conseguir que un lector que aparezca 5 segundos y se largue, sepa al menos de que trata..

    No se si es un error, la verdad, hay tantas opiniones..

    Un saludo!

    - Tuitea este comentario

    • Marcos Martinez

      Pues he de decir que mi hoja de ruta pasa por publicar (por fin) mi primer libro en formato de papel (actualmente en ePub) debido a las ventas. Pero justo antes de eso tengo un examen la semana que viene que espero aprobar con una nota genial.

      Y tras ello: seguir escribiendo, no bajarme de la bici, buscar (y encontrar) trabajo y aprender. Y, por encima de todo lo anterior, no dejar de moverme.

      Me alegro de que te parezca interesante el blog. Durante un tiempo tuve una frase que decía “Si te vas de aquí igual que llegaste, entonces algo he debido de hacer mal”. Es un blog orientado a la observación de la realidad desde otro prisma, más enfocado a un método de pensamiento (Pensamiento Lateral) que a una disciplina concreta como puede ser el marketing, el mundo empresarial, la moda o la arquitectura. Es por eso que resulta complicado ubicarlo. Sobre los cinco segundos no sabía nada, pero de momento esta web ha crecido un 20% mensual casi constante en visitas, suscriptores y difusores…así que demasiado mal no debo de estar haciéndolo ;)

      No obstante me alegra mucho tener visitantes, y que estos comenten y compartan.

      Muchas gracias por la visita, Slowinver, y espero verte más por aquí =)

      - Tuitea este comentario