Las tetas y twitter 6


No, hoy no he venido aquí a hablar de mi libro, sino de tetas, y su intromisión en el modo en que Twitter funciona. Las tetas, para el que no lo sepa, son esos órganos que suelen venir a pares en los mamíferos y que, en las hembras, segregan leche para el desarrollo de la cría.

Esto no es una teta

Esto no es una teta

Como hay gente de mi quinta leyendo, y cursaron la ESO, comentaré que la imagen anterior no es de una teta (aunque cumple una función similar). Pero, al parecer, solo como alimento para las crias, porque twitter usa las tetas de otro modo (y puedo demostrarlo).

Desde hacía tiempo quería ver si era verdad eso que decían de que la igualdad en Twitter no funciona, y que a igual contenido (cantidad-calidad) ellas contaban con más seguidores que ellos. Esto, que puede parecer raro, se ha convertido en este artículo en la hipótesis de partida.

Recuerdo a la gente que una hipótesis no es una creencia o una esperanza, sino una sospecha que ha de ser demostrada con pruebas sólidas  - Clic y tweet    . De modo que me pregunté “¿Cómo puedo demostrar que esto es cierto o es falso?” y me puse a diseñar el experimento.

NOTA: Si la estadística te aburre, ve directamente al último punto (Conclusiones).

Identificación del problema y formulación de la hipótesis

En todo estudio científico hay una serie de pasos que no pueden saltarse, siendo el primero la identificación del problema que nos atañe. En este caso, cómo saber si algo es cierto o falso.

Yo me preguntaba si las tetas (el tenerlas o haberlas tenido) influía en la dinámica de twitter y en su funcionamiento. Para eso, diseñe la siguiente hipótesis:

Tener tetas ayuda a tener más seguidores. - Clic y tweet    

Por supuesto, el experimento se diseña para ver si es verdadera o falsa, y afirmar cualquiera de las dos soluciones antes de resolver el problema no tiene sentido. Es por ello que una hipótesis puede ser tanto cierta como falsa hasta que se demuestre verdadera o se compruebe lo contrario.

Ahora necesitaba diseñar el experimento.

Diseño del experimento y recogida de datos

Por suerte, Twitter permite ver cuántos seguidores tienes y cuántos tweets has escrito. La idea era establecer una relación directa entre el número de tweets, el género del usuario y el número de seguidores (suponiendo que exista). Para ello, necesitaba una serie de datos:

  • Número de tweets del usuario
  • Género
  • Seguidores

Fácil, todo público. Los problemas vienen de datos atípicos que se tienen que excluir del experimento. Se trata del diseño de los valores atípicos, esos que darían errores cuando se lean los datos. Es por eso que se excluyen del experimento:

  • Las cuentas bot.
  • Las cuentas de empresa.
  • Las cuentas de famosos.
  • Las cuentas genéricas (humor, finanzas, etc)

En definitiva, todas aquellas cuentas que no se comportan como las cuentas normales o de las que es imposible analizar el sexo.

Con estos datos, más algunos otros, construí una tabla Excel en la que incluí 558 valores, de los que 329 eran hombres y 229 eran mujeres. Los datos han sido tomados al azar de diversas listas, comprobando que los valores no se repitiesen. Como estableceremos relaciones de tipo divisional, no importa que el número sea distinto, dado que cuantos más datos de cualquiera de los dos sexos, más ajustado será el experimento.

Los datos, que son de dominio público, se encuentran en este enlace, y fueron recogidos entre el viernes 13 y el domingo 15 de febrero. Además, se le sumó una columna indicando a cuánta gente seguía cada usuario.

Primera prueba. La relación directa entre las tetas y los seguidores

Como primer acercamiento a la hipótesis, lo suyo es comparar si existe alguna relación directa entre el tener o no tetas y el número de seguidores. Y qué mejor modo de hacerlo que mediante unas gráficas.

Debido a que el rango de tweets iba de 1 a 228000, dividí el experimento en tres pedazos:

De 1 a 1000 tweets

Tetas 1 a 1000

Por desgracia, el resultado, para la relación entre los seguidores que uno tiene de 1 a 1000 tweets, no es concluyente. Y no lo es por dos motivos. El primero, que la variación entre ambas variables es enorme (hablamos de R cuadrados de 0,16 para mujeres y 0,2 para hombres). El segundo motivo es que nos muestra que, en función de la estrategia personal, cada usuario consigue más o menos seguidores.

No obstante, se puede deducir que, a mayor número de tweets, más seguidores.

De 1001 a 2000 tweets

Tetas 1001 a 2000

Aquí los R cuadrados son aún más bajos, aunque se cumple la primera deducción: cuantos más tweets, más seguidores. La pregunta es: ¿Podemos deducir algo más?

Lo cierto es que sí. Se observa cómo los datos para las mujeres son mucho más estables que los de los hombres, más constantes.

Más de 2000 tweets

Tetas 2000

De nuevo un poco lo mismo: gráficos dispersos pero crecientes, las mujeres más constantes y los hombres más al tuntún.

No obstante, no se puede percibir si para el mismo número de tweets se tiene un número mayor de seguidores siendo de uno u otro sexo. Vamos, que el experimento ha dado resultados inconclusos. Hay que diseñar otro.

Segunda prueba. El coste de un seguidor

Como no parece haber una relación directa tweets-seguidores que indique que alguno de los dos sexos gana, probaré a cambiar la pregunta a: ¿Cuántos tweets nos cuesta un seguidor?

Ahora necesitaba mostrar esto gráficamente, y se me ocurrió mostrar cuántos tweets eran necesarios para cada nuevo seguidor en función del sexo:

Coste de tweets

Lo que estáis viendo es una muestra de X individuos (229 mujeres y 329 hombres) y lo que les cuesta cada nuevo seguidor en Tweets. Esta es una buena herramienta para saber en qué punto estamos nosotros. Por ejemplo: Yo, con 7.371 tweets y 256 seguidores, calculo:

7.371 / 256 = 28,79 tweets necesarios por seguidor

Es decir, que para un contenido como el que publico, me gano 1 seguidor con cada 29 tweets. Más o menos, claro, el crecimiento no es lineal.

Pero de esta gráfica se observa algo curioso: la gráfica de los hombres está siempre por debajo de las de las mujeres. ¿Qué significa esto? Que, para la mayoría de los mortales, a un tío le cuesta un poco menos el conseguir un seguidor, ¿no?

Pues no, me temo que este tipo de gráfico no muestra la densidad poblacional, sino una ordenación, con lo que esa deducción no es correcta. Lo sé, la estadística mola pero es un poco puñetera.

Mierda, sigo sin una conclusión a mi hipótesis de partida. ¿Qué puedo hacer?

Tercera prueba. La tabla de datos

Como he visto que gráficamente no consigo ver nada claro, trataré de resumir con una tabla sencilla aquello que estoy viendo en mi tabla inicial. Para ello, parto de la misma idea del apartado anterior: necesito saber lo que me cuesta cada seguidor, pero esta vez tendré todos los datos en cuenta por densidad: vamos a hacer medias.

medias

Estas son las medias independientes eliminando valores atípicos (grandes saltos) en ambos conjuntos. (Que a nadie se le ocurra dividir la primera columna entre la segunda para calcular la tercera, las medias no cumplen esa propiedad).

¿Se puede llegar a alguna conclusión? Sí, y es que, a igualdad de Tweets, los hombres tendrán más seguidores. Es decir, si eres un hombre, deberías tratar de publicar tweets con mayor frecuencia.

Pero, ¿nos resuelve esto la hipótesis de partida?

Me temo que no (al menos, no del todo). El problema es que estamos barajando el tweet como unidad fundamental de ganancia de seguidores sin tener en cuenta dos factores importantes: las relaciones y el follow back.

Twitter es una red social, y aunque hemos visto que el número de tweets influye en el número de seguidores, no lo hace con demasiada afinidad (recordad los R cuadrado del principio, que seguimos arrastrando).

Cuarta prueba: filtrado extra

Aquí vamos a machacar un poco la tabla inicial. Para empezar, vamos a eliminar el problema de los follow back (esa gente que nos sigue por seguirla.

En segundo lugar, vamos a retirar a todas aquellas personas que sigan a más de 2000 cuentas. El motivo es que estas personas nos están desplazando las gráficas debido a su alto peso en seguidores, pero no aportan valor porque, en realidad, el 90% de sus seguidores (o más) son follow back.

Un valor importante de cuánto lleva una persona en twitter es el número de gente a la que sigue. Y otro, los tweets que escribe. Es por eso que se van a multiplicar en un nuevo valor al que llamaré “ANTIGÜEDAD”. Realmente no es una medida del tiempo, pero sí de la interacción, y todos sabemos que, en twitter, cuanto más te mueves más seguidores consigues.

 

tabla resumen 3

Conclusiones

Agarraos, que ahora sí que hay conclusiones, aunque no vienen en función del número de pechos:

  • Los hombres escriben mucho menos, y en consecuencia tienen menos seguidores. - Clic y tweet     [Columna 2]
  • No obstante, aunque escriban menos, ganan más seguidores por Tweet. - Clic y tweet     [Columna 3]
  • Ellas son más selectas con a quién seguir [Columna 4] aunque estamos cerca. - Clic y tweet    
  • Ellos interactúan bastante menos [Columna 5] pero lo hacen con más gente. - Clic y tweet     [Columna 2]
  • Ellas tienen muchos más seguidores de media [Columna 2] pero necesitan más tweets para conquistar - Clic y tweet     [Columna 3]

Sí, me he repetido un poco analizando los datos, pero era para dejarlo claro todo.

Recuerda compartir si te ha parecido interesante, o comentar. O ambos ;)

  • CrisMandarica

    Sabes que para mí la estadística es esa ciencia por la cual si tú tienes dos coches y yo ninguno, los dos tenemos un coche. No obstante, reconozco que te lo has currado y que me ha gustado un montón este artículo :) Biquiños!

    - Tuitea este comentario

    • http://www.pensamientolateral.org/ Marcos Martinez

      Pues entonces, espero que tengas (al menos) un coche. Porque lo que es yo… =)

      ¡Gracias por comentar!

      - Tuitea este comentario

  • Alejandro Gamero

    Soy bastante malo con las estadísticas, así que me he perdido varias veces y he tenido que releer para encontrarme. Un buen análisis. Al principio pensaba que ibas a plantearlo en plan “enseñar las tetas”, pero veo que al final has hecho una comparativa por sexos. Es complicado extrapolar los datos a una ley general, pero estoy de acuerdo en que cuantos más tweets tengas más seguidores te vienen. Tiene lógica. No quiero decir que Twitter premie a nadie porque es la gente la que decide seguir o no, pero tiene sentido que de alguna manera los que más interaccionen vean de alguna manera recompensado sus esfuerzos.

    - Tuitea este comentario

    • http://www.pensamientolateral.org/ Marcos Martinez

      En efecto, el título es más una llamada que otra cosa. Me gusta provocar, qué puedo decir…

      Como he deducido, y a grandes rasgos, hay diferencias en los patrones tanto de conducta como de “resultados”, pero no puedo llegar a decir que es mejor tener una cuenta bajo la imagen de una chica o de un chico. Todo, por supuesto, con mucha varianza.

      - Tuitea este comentario

  • rachael calabrian

    No me puedo creer que le digas a tus lectores que si les aburre se salten parte del texto (si les aburre esto, va siendo hora de limitar sus lecturas a las tiras cómicas dominicales. No me quiero enfadar…) Bueno, vamos al tema: “tener pechos ayuda a tener más seguidores” (no cursé la ESO pero creo que he comprendido bien la imagen, en relación con el texto).

    Número de tweets del usuario (5.300 aprox.)
    Género (pues femenino, evidentemente… y no muestro los pechos)
    Seguidores (los justos y necesarios: 275… y yo no sigo a empresas ni similares. Salvo excepción de la UNED, todo son seres más o menos humanos, creo)

    Sí los gráficos no eran muy concluyentes, yo también me he aclarado más al llegar a la tabla. De todos modos, estoy en desacuerdo. Ya en la 3.ª fase tú has valorado la relación entre tus propios tweets y los seguidores que posees y luego lo has extrapolado a cuentas ajenas. Por esa regla de tres: yo, que tengo 2.000 tweets menos y 20 seguidores más que tú, no entro dentro de la estadística que afirma que las mujeres han de escribir más para obtener seguidores. No he escrito tantos tweets y me han seguido muchas personas (para mí 200 ya es mucho, porque yo soy sólo uno, yo). No te voy a dar la razón en esto. No es constatable en mi caso particular (y, por supuesto, ni soy ni seré como la media: antes me declaro por debajo que aceptarme igual a la media). Gracias. Un saludo.

    - Tuitea este comentario

    • http://www.pensamientolateral.org/ Marcos Martinez

      Lo de saltarse la información es más que nada porque las primeras pruebas no revelan prácticamente nada que no se supiese, y es al final donde están las conclusiones.

      Ah, pero no es lo mismo tenerlos que enseñarlos. Lo cierto es que las cuentas en las que hay pechos (como @wikitetas) tienen una serie de seguidores récord. Pero eso era más una llamada de atención para que la gente hiciese clic en el enlace. Luego, claro, vendría una estadística que solo separa “chicos” de “chicas”. Sin mostrar tetas :P

      Esta estadística es demasiado genérica, como la de alfabetización de personas mayores. Sí, es mucha. Pero en las capitales. A lo que voy es que los datos tienen demasiada varianza como para afirmar categoricamente que alguien (dentro de su sexo) lo está haciendo bien. Solo es orientativo, y dependerá de la estrategia de cada uno.

      El problema de eso es que casi nadie se verá en esa línea dibujada, aunque sí en un +-30% podemos localizar a todas las cuentas. Por ejemplo, la varianza baja al separar por sexos. Es decir, que sí podemos decir que ambos sexos actúan de modos diferentes, dado que al realizar la segregación en datos vemos cómo las gráficas guardan más relación con las variables iniciales.

      Y no, no te considero dentro de la media (o mediocre).
      :P

      - Tuitea este comentario