Misión empresarial, mis cojones: no se piensa en el cliente 15


Dejemos la hipocresía a un lado y seamos sinceros. Deja de mentir: tu empresa no la creaste pensando en tus clientes. La creaste pensando en ti, en tu familia y en tu estómago. “Los clientes, mis cojones” - Clic y tweet    , expresión que ni siquiera es una oración por no llevar verbo pero que plasma como ninguna otra lo que pienso sobre montar una empresa “enfocada al cliente”.

misión empresarial

Claro, está de moda decir que los objetivos de tu empresa están orientados al cliente o que la levantaste de la nada para satisfacer una necesidad. Pero no mientas (desgraciado), montaste la empresa para ganar dinero. La llamada “misión empresarial” es en realidad la misión secundaria, no me jodas. Tú como misión tienes ganar pasta. Porque si no, ¿cómo se entiende que cuando la empresa no de beneficios despidas a la gente y cierres? Si tu misión es satisfacer la necesidad del cliente dejarías la empresa abierta a costa de tu capital personal.

Pero no lo haces, porque la empresa es para ganar dinero. Ahora, ¿que además de ganar dinero reporta un beneficio al cliente? Sin ninguna duda, pero en tu página web no pongas que tus objetivos son pensar en el cliente. Que no, que sé que es mentira. Tus objetivos son ganar pasta, cuanta más pasta mejor - Clic y tweet    .

Veréis, que nos vamos a echar unas risas. Vamos a ver un par de empresas a las que nos ata una relación de amor-odio constante, que se han integrado en nuestra vida y de las que vemos logotipos y consumimos sus productos casi a diario.

The Coca-Cola Company

Esta adulterada bebida existe desde 1892, y ha sido una de las marcas encargadas, junto a las cárnicas, de someter a más de un tercio de la población del “primer mundo” a la obesidad voluntaria. Y digo voluntaria porque, si quieres, no tienes que beber esto. Ni comer hamburguesas. Supongo que habrá que definir qué nivel de voluntad tienes.

Sus valores son, según su página web:

  • Refrescar al mundo
  • Inspirar momentos de optimismo y felicidad
  • Crear valor y marcar la diferencia

A lo que respondo con un modesto:

  • Mis
  • Pe
  • Lotas

Si están ahí es para hacer dinero. Satisfacer la necesidad del cliente es una barrera que tienen para poder cobrarnos.

Google

Soy un enamorado de esta marca, pero no es amor ciego. Me cambiaré en cuanto el Rey de los buscadores deje de serme útil. Si alguna otra empresa gestiona el email mejor o me fabrica un dispositivo mejor a menor coste, bye-bye google. Sin ir más lejos, salté de Blogspot a WordPress (gestores de páginas web), y animaré a todo el mundo a hacerlo. Es decir, soy utilitarista, y mi amor está totalmente condicionado al servicio que la empresa me oferte.

Google, según sus creadores, es una empresa cuya misión “es organizar la información del mundo y hacerla accesible y útil de forma universal”.

Mentira y de las gordas. Desde que Google salió a bolsa, su único incentivo es el capital. Punto. Sí, es posible que la empresa empezase como una loca idealización imposible de la red de redes, de cómo ordenarla y ser más eficientes, de cómo domeñar nuestro propio invento computacional. Pero ya no. Ahora Google quiere dinero.

Google quiere tu dinero - Clic y tweet    .

Aquí el problema (o inconveniente) es que las escuelas de negocios han tergiversado el uso del lenguaje en provecho de un sistema que tiende a manipular la realidad.

Asimismo, el marketing (según las empresas de negocio) NO -y lo pongo con mayúsculas- debe generar deseo sobre necesidades que no existen actualmente. Sin embargo, cuando estás en el área de marketing tu jefe se acercará a tu mesa, se sentará tranquilamente, y te chillará a voces al oído que qué coño estás haciendo. Que generes deseo. Que generes ventas. Y que uses todas las armas de las que dispones. Miente, inventa, engaña y roba. Claro, sin que se note mucho, pero hazlo. Y hazlo ya. Hazlo para ayer.

Pero nadie estudia este punto de vista, porque decir “he creado una empresa para hacerme rico” al parecer está mal visto. Joder, pues yo trabajo para ganar dinero. Y el que no lo haga, le puedo pasar mi número de cuenta encantado, que unos eurines más al mes me vienen de miedo.

Si no te lo crees, haz una encuesta en cualquier momento. Pregunta a la gente: ¿Tú por qué trabajas? - Clic y tweet     La gente te va a decir que trabaja por dinero, que trabaja porque, de otro modo, no podría conseguir un estilo de vida determinado.

Imagen original | OpenClips

  • R R Lopez

    Por desgracia vivimos en una época en la que parece que en las empresas hablar de dinero está feo, y se usan eufemismos mierder si eres empresa para decirle a la peña que les vas a sacar los cuartos, y si eres empleado, para plantear cualquier asunto tocante al sueldo, tiene uno que andar con acertijos o hablar con metáforas, en plan “Las lechugas que da mi huerto cada final de mes son insuficientes para que mi prole pueda nutrirse adecuadamente”, porque si no parece que quedas mal, cuando es lo más básico de la relación laboral, yo trabajo, tú pagas.
    La verdad es que todo el tema da bastante asquito, pero lo peor es la publi de los bancos, cuando se ponen en plan sentimental, queremos ser tu banco blablabla… venga, y si me quedo sin un céntimo, ¿querrás seguir siendo mi banco, pedazo de cabbbrrrroonnnnn?

    - Tuitea este comentario

    • http://www.pensamientolateral.org/ Marcos Martinez

      Si alguna vez tengo una empresa propia, los sueldos de todos los empleados serán públicos y estarán en un tablón en todas las oficinas. Incluidos todos los gastos de la compañía y los ingresos.

      Porque si bien es cierto que hay mucho jefe cabrón, la mayoría creo que son honrados pero son tratados mal por la mala fama. Y es cierto que la mayoría de las veces llegar a fin de mes para una empresa es más jodido que para una familia debido a los volúmenes de dinero externo usado (líneas de crédito y demás).

      - Tuitea este comentario

  • http://bruroar.com/ Bruno Rodríguez Armesto

    Luego está la otra versión, la del jefe que dice a sus empleados que no están ahí para ganar dinero, que están ahí por la experiencia, para aprender. Hay una tendencia super buenrollista a dejar la realidad económica fuera de la foto, que no sería perversa si no fuera porque lo común socialmente hablando es que NECESITEMOS un trabajo para proporcionarnos entre otras cosas refugio, comida y ropa. Alguien tiene que dejar bien claro que la mayoría de gente no trabaja (al menos únicamente) por aburrimiento, motivos de superación personal o porque se lo pide el cuerpo. Trabaja porque vivimos en una realidad social en la que necesitamos dinero para sobrevivir y el trabajo a cuenta ajena es la forma más común, y por tanto generalmente más sencilla, de conseguirlo.

    Que sí, la empresa será super guay y la experiencia maravillosa (generalmente no), pero me estás contratando porque necesitas a una persona que haga este trabajo, porque si el dinero nos diese igual a los dos, yo me pasaría el día jugando al futbolín y aprendiendo de lo que me saliese de las pelotas, y tú me mirarías sonriente diciendo “Mira ese pequeño hijo de puta, aprendiendo y disfrutando de la experiencia, claro que sí, lo que hemos venido a hacer aquí”.

    Pero eso no es así. Te vas a quedar todos los días hasta las 9 de la noche con horas extra no remuneradas porque tienes que entregar algo antes de mañana a primera hora. Y mañana, 10 minutos de pin-pon, una cervecita, y es que joder, no estamos aquí por el dinero.

    - Tuitea este comentario

    • http://www.pensamientolateral.org/ Marcos Martinez

      Bruno,

      has tocado un tema escabroso. Yo soy un fiel defensor de la figura del aprendiz, becario o en prácticas. Y me explico, que la gente salta en cuanto lo digo ;)

      Creo que un periodo de formación en cualquier negocio es esencial. Lo que no veo es que un becario gane 588 euros brutos (eso cuando es beca remunerada). Lo ideal sería un periodo de adaptación al mundo laboral entre tres y seis meses con máximo un año por persona en toda su vida y sin importar el sector, cobrando un poco menos del sueldo “normal”.

      Pongo un ejemplo de mi campo. Como ingeniero mecánico, yo no tenía ni idea de telecomunicaciones cuando empecé a trabajar. Lógico fue que estuviese tres meses de beca, cobrando poco (aunque lo suyo hubiese sido cobrar un poco más). Luego pasé a eso llamado “ingeniero en prácticas”, que la verdad es que está bastante bien porque percibes un sueldo bastante chulo pero no entero. Creo que ronda el 80% de lo que ganan tus compañeros, pero no tienes ningún tipo de responsabilidad: no tratas con el cliente, no firmas,… Aprendes y te llevas un sueldo. Bajo, sí, pero realmente no realizas el trabajo de tus compañeros, solo estás de respaldo.

      El problema son los plazos. En España puedes estar de beca de manera indefinida si cambias de empresa. Y el contrato en prácticas (de esto solo puedo hablar de ingeniería) son dos años máximo, lo que me parece bastante, ya que en seis meses tienes el trabajo cogido al 100%.

      Una solución al problema podría ser una barrera beca-prácticas máxima de tres meses al 80% del sueldo y tres meses al 90%, siendo imposible que a esa persona se la vuelva a contratar en ninguna empresa o sector bajo las circunstancias de aprendiz, beca o prácticas pasados los seis meses. No es una solución rápida, porque pasarían años antes de que nos quedásemos sin gente que pudiese trabajar de becario, pero a largo plazo (yo siempre pienso en el largo plazo) sería una solución de compromiso que evitaría futuras crisis.

      Y garantizaría una estabilidad para los estudiantes futuros.
      Muchas gracias por el comentario, Bruno ;)

      - Tuitea este comentario

      • http://bruroar.com/ Bruno Rodríguez Armesto

        Hola Marcos!

        No solo me refiero a experiencia como a adquirir una maestría o dominio en tu campo, si no también la filosofía de: uno trabaja por realización personal, porque me lo pide el cuerpo.

        Obvio que cada vez tenemos más prioridades aparte del dinero, pero eso no implica que la principal motivación para trabajar por el beneficio ajeno sea que tiene una remuneración económica.

        Y ojo, no lo veo mal, emprendes, te arriesgas y quizás tengas suerte y ganes. Lo que me jode es que está claro que lo haces principalmente por dinero, y está claro que tus empleados también. Si no por el que les ofreces tú, por el potencial que les das de ganarlo en un futuro.

        Simplemente veo una tendencia a “yo no quiero en esta empresa a nadie por el sueldo” que me preocupa, porque es la misma mentira que el empresario cuenta a sus clientes sobre la misión de la empresa, pero contada hacia adentro. Todos lo hacemos por dinero (o en el caso de formación, la oportunidad de ganarlo más adelante), y tal como funcionan las cosas, es normal y no hay otra. Así que no nos engañemos a nosotros mismos, a nuestros clientes ni a nuestros empleados.

        Gracias por tu respuesta!

        - Tuitea este comentario

  • Pingback: Declaración de misión de tu start-up - ¿necesaria o caca de vaca? - Marketing de Guerrilla en la Web 2.0()

  • Pingback: Declaración de misión de tu start-up – ¿necesaria o caca de vaca? | Todowebhosting Soluciones WEB prácticas y efectivas | Diseño WEB | Marketing WEB()

  • Pingback: Declaración de misión de tu start-up – ¿necesaria o caca de vaca? | Eduardo A. Suck B()

  • Pingback: Declaración de misión de tu start-up – ¿necesaria o caca de vaca? - Sima Multimedia()

  • http://www.enriqueariasm.com Enrique Arias Muñoz

    Gran entrada Marcos, me he reído mucho aunque no dejas de tener toda la razón. Primero comemos y luego con suerte cambiamos el mundo. No hay otra forma.

    - Tuitea este comentario

    • http://www.pensamientolateral.org/ Marcos Martinez

      Muchas gracias, Enrique,

      como emprendedor (no empresario… de momento) tengo muy claras mis prioridades. Prioridades que son importantes transmitirlas a futuros empleados, que pueden sorprenderse luego de decisiones tomadas por una directiva que parecía que iba, como bien dices, a cambiar el mundo.

      ¡Un saludo!

      - Tuitea este comentario

  • http://davidmorles.com/ David Morles

    Excelente artículo.

    Sin embargo, aunque tendemos a pensar que misión y objetivo son sinónimos, no es así.

    El objetivo de todas las empresas es (y debe seguir siendo) ganar dinero. Si lo que quiero es ayudar a la gente, dono mis bienes y/o me inscribo como voluntario en una ONG.

    Se supone que se desea ganar el dinero en forma lícita (para actividades ilícitas, o no necesitamos la empresa, o su objetivo no es ganar dinero, sino legalizar lo ganado a través de otros medios).

    La misión pretende explicar qué vamos a hacer para ganar ese dinero. O, en términos “marketinianos” qué necesidad vamos a satisfacer y a quién.

    Por su puesto, si tu empresa es mucho mas pequeña que Google, tu misión no puede ser “organizar la información del mundo y hacerla accesible y útil de forma universal”. Pero, si ofreces servicios de big data, podría ser “organizar la información de nuestros clientes y hacerla accesible y útil a sus stakeholders”.

    Por su puesto, que no vas a organizar la información de tus clientes en forma gratuita, porque ello sería contradictorio con tu objetivo.

    - Tuitea este comentario

    • http://www.pensamientolateral.org/ Marcos Martinez

      Buenas, David, perdona la tardanza en contestar pero, qué puñetas, se me había olvidado :P

      Al final va a ser un problema léxico más que otra cosa jejeje. En el artículo quería poner de relevancia lo importante que es el ser fiel a tu objetivo primario (y por desgracia a veces único) de recaudar pasta gansa. Por ejemplo, yo trabajo para Telefónica, una empresa de la que me avergüenzo bastante. Estos son su misión y valores:

      http://www.telefonica.com/es/about_telefonica/html/strategy/mission-values.shtml

      Trabajo en esa empresa, y puedo asegurar que nada de eso, nada, se persigue realmente. Se busca otra cosa. Es decir: sí, tienen como misión eso y como objetivo ganar dinero (aunque esto último no lo dicen). Pero es que la misión se la pasan por el forro de los c*jones, la verdad. Y nadie en la organización se la sabe. Si tienes a alguien de Telefónica en tu entorno social pregúntale por los valores y la misión de la compañía, a ver qué te responde xD

      Pero sí, desde luego tienes razón con eso de que misión y objetivo deberían ser dos puntos diferentes de la empresa.

      Muchas gracias por el comentario, David, las discrepancias son más divertidas que el consenso ;)

      - Tuitea este comentario

  • Pingback: Marketing y Tecnología para Leer en Domingo XXII - David Morles()

  • Pingback: Declaración de misión de tu start-up – ¿necesaria o caca de vaca? – Marketing Digital()