Por qué publicar un culo en LinkedIn 6


Hace un tiempo una amiga me llamó, y me preguntó cuál era el motivo de LinkedIn, como empresa, así como qué era lo que la gente esperaba de ella. Sin pensármelo mucho, contesté que LinkedIn, como empresa, quería dinero, y que la gente acudía a ella porque podía darle ventajas para su siguiente trabajo.

culo en LinkedIn

Tras investigar a todo mi entorno social más un poquito más de investigación en foros y en esos conocidos a través de la web, confirmo mis sospechas: prácticamente nadie se hacía un perfil de LinkedIn cuando tenía trabajo o cuando quería mantenerlo, sino cuando lo buscaba. Es un hecho contrastado estadísticamente. Y sobre que una empresa desee beneficios contables creo que no hay mucha duda.

LinkedIn es, por supuesto, una empresa. Una que se dedica a muchísimos proyectos, todos ellos enlazados a través de la experiencia laboral. Resumir lo que hace LinkedIn con un “es un CV online” se queda muy atrás, porque lo cierto es que es una herramienta bastante potente en la búsqueda activa de empleo. Recuerdo que la búsqueda activa de empleo no es echar muchos currículums, sino tocar mucho los cojones a mucha gente. Luego volveré a este punto.

Quiero destacar que LinkedIn no me paga por haber puesto hoy su logo en un culo, por si acaso alguno, tras leer todo lo que voy a decir de esta empresa, le da por pensar por ahí. Tampoco he conseguido trabajo gracias a esta red social, aunque lo de red social está un poco desvirtuado para lo que viene siendo.

Como decía, LikedIn no es una base de datos para tu CV. Por supuesto puede ser un buen escaparate para lo que has hecho en tu vida, aunque dentro de unos años todos debamos tener nuestro blog o web personal para decir “esto es lo que he hecho hasta ahora”. También ofrece algo muy importante: poder conocer a personas de determinada empresa directamente a través de las visitas que hagamos a su perfil, valorar las aptitudes de los conocidos, publicar artículos interesantes, publicar basura también (hay de todo, claro).

Pero para mí lo más importante es la posible interacción entre la empresa y el posible futuro trabajador. Hay modos de ponerse en contacto, incluso sin hablar.

La perseverancia febril como virtud

Esto me lo comentó un amigo, y es totalmente cierto: llamas la atención cuando miras el perfil de alguien en LinkedIn. Que es, en esencia, para lo que puede valer esta red social. Un poco el “ey, estoy aquí, mírame” que todos deseamos tener a nuestro favor.

Ya lo comentó una vez Carlos Bravo con su estrategia para conseguir la atención de tu blogger. Básicamente lo que había que hacer es ir a tu web, poner un enlace a la suya y hacer clic muchas veces.

Cuando la persona que hay al otro lado ve que en sus estadísticas hay muchas visitas desde tu web, le llamarás la atención más que los demás. Esto en LinkedIn es exactamente igual: cada vez que ves el perfil de alguien, a ese alguien le llega una notificación.

¿Te interesa trabajar en una empresa? Busca a alguien de RRHH en LinkedIn y hazle una visita cada pocos días, comparte su contenido, síguele en Twitter, comenta sus artículos y, en definitiva, haz que se entere de que estás ahí.

El poder de la estadística

Sobre esto ya hablé en su momento cuando conseguí un trabajo de mierda para una compañía de telemarketing. El trabajo era asqueroso, pero pagaban bien y podía ser estable si fuese lo que estaba buscando. Pero no lo era.

Y lo conseguí porque eché tropecientos currículums en dos semanas. Si no me falla la memoria, unos 300 y pico. Me llamaron de tres empresas, dos de ellas no iban a pagarme, y la tercera no era lo que yo pensaba que iba a ser. Pero eso no quita que no consiguiese el trabajo.

LinkedIn es una herramienta maravillosa para, cada dos días, molestar a ese tipo de RRHH al que quieres impresionar de algún modo.

Tocar mucho los cojones a mucha gente

Y de eso va el siguiente punto: molestar, tocar los cojones y hacer que el otro te mire aunque sea para decir que te calles. Luego, vuelve a llorar y quizá alguien te dé un chupete económico en algún momento.

Porque como dice el refrán: El que no llora, no mama. Y de eso va LinkedIn, de poder llamar la atención de terceros, decir “estoy aquí” y conseguir esos veinte segundos para que te escuchen, confíen en ti y, con suerte, te ofrezcan un trabajo mejor que el que tenías.

Así que hay que hacer, según he comentado hasta ahora, dos tareas: seguir al personal de RRHH y aumentar nuestra frecuencia de llamar la atención. A eso, en mi barrio, se le llama tocar los cojones. Aunque existen métodos light para ello. Como este artículo.

Llamar la atención

Pero, bueno, volvamos a lo del culo, que es a lo que veníamos a hablar aquí. Como muchos os estaréis imaginando, he publicado un culo en LinkedIn con el único objetivo de que sea visible. No sé vosotros, pero yo estoy bastante harto de que en esta red social solo haya frases célebres que no dicen mucho e imágenes épicas sobre temas laborales, como “La innovación es lo que distingue a un líder de los demás” que, aunque estemos de acuerdo con ella satura la web de contenidos interesantes. Interesantes como un culo.

El culo es una de esas partes del cuerpo en la que (tanto ellos como ellas) se fijan más. Todos tenemos culo, y además de ayudarnos a evacuar nos ofrece un cómodo relax para no estar de pie. El culo debería tener un homenaje anual. De hecho mi blog ha recibido más visitas en estos artículos que en todos los demás juntos (y son muchos):

Todos los artículos estrechamente relacionados con el culo, una herramienta de uso diario para todos y, como ya digo, fuente de muchos lectores de mi blog que pasaban buscando nalgas.

Y es que llamar la atención siempre funciona. Según mi experiencia personal, hablar de sexo o simplemente mencionarlo es una fuente adicional de clics. Y juntar la fuente de la escatología con la seriedad de LinkedIn espero que sea fructífera en cuanto a la difusión del blog.

Porque si he conseguido traerte con un culo, qué menos que compartir este artículo en tus redes sociales, ¿no? Porque he conseguido que, al menos, hayas pasado por aquí. Demuestra que tengo razón y comparte este artículo, o coméntalo. O las dos cosas ;)

  • http://trespuntos.es Andrés Jurado

    A mi linkedin me da un poco igual (depende de en qué trabajes… si no hay nadie de tu sector allí, no vas a tener a quién impresionar, o tocar los cojones), pero si algo he aprendido de este post es la necesidad de ser un poco menos convencional a la hora de poner título a mis post. Hay que admitir que sabes cómo llamar la atención XD

    - Tuitea este comentario

    • http://www.pensamientolateral.org Marcos Martinez

      El tema de los sectores es complejo. Yo estudié ingeniería mecánica, pero nunca he trabajado de eso. En su lugar he hecho de ingeniero de telecomunicaciones, socorrista, comercial, escritor y creador de contenidos.

      No te cierres la puerta de LinkedIn, sobretodo para difundir tu material. Hay quien solo sigue por esa vía aunque no sean de tu círculo de negocios ;)

      Gracias por el comentario, Andrés, ya te sigo en twitter con @TenerDinero_es :)

      - Tuitea este comentario

  • http://invertirbolsaydinero.com/ LancasterGate

    Hola Marcos. Vengo desde Marketing de guerrilla y, por empezar por el final de tu artículo, sí, me has traído con un culo. Ya el nombre del blog me resultaba atrayente, pero que el artículo se llame publicar un culo en Linkedin me ha parecido genial. Lo poco que he visto del blog tiene muy buena pinta, así que me parece que voy a pasearme un poco por él.

    Un saludo,

    - Tuitea este comentario

    • http://www.pensamientolateral.org Marcos Martinez

      Muchas gracias por la visita y por el comentario. Antes de responder ya he hecho yo lo propio en el tuyo, y me ha gustado porque trata sobre las finanzas personales (algo que trato también en tenerdinero.es) de manera que uno entienda sobre lo que está leyendo.

      Pues pasarte por el blog y leerlo siempre que quieras ;)
      ¡E incluso suscribirte! :P

      - Tuitea este comentario

  • http://masde3mesesparado.blogspot.com Iuiu

    He llegado desde Marketing de Guerrilla y, de calle, es el blog que más me ha gustado hasta el momento. El título del Pensamiento Lateral es el que me ha traído hasta aquí, ya que este uso de la mente es el que acaba generando que podamos cumplir nuestros objetivos.

    Respecto al post tengo que admitir que esta técnica que explicas la he utilizado en más de una ocasión y me ha servido para realizar alguna entrevista. Lo resumiría de la siguiente manera: Publicar un culo o dar por culo, dos maneras de tener repercusión en Linkedin.

    - Tuitea este comentario

    • http://www.pensamientolateral.org Marcos Martinez

      Hola, luiu,

      gracias por pasarte y por decir eso. Se agradece. Sin duda la técnica es muy usada por gran parte de la población, aunque gran parte de mis amigos ha pensado “estás loco, tío”. Y, después de pensarlo, me lo han dicho, así como mi familia jejeje
      Sin embargo, soy consciente que todos los trabajos que he tenido los he conseguido por caradura, por presentarme a puestos por encima de mis “capacidades según la sociedad” o que pedían más títulos de los que tenía.

      Hay que llamar la atención =]
      Acabo de ver un artículo tuyo sobre el proceso de desempleo. Pienso comentarlo, como amenaza ;)

      - Tuitea este comentario