¿Pueden los vegetarianos tener una mascota carnívora? 14


Hacía días que pensaba sobre qué artículo escribir para este blog. En un principio pensé en hablar de las desventajas de practicar autoerotismo con un rallador de queso, pero Marcos me reconvino amablemente señalando que el tema se apartaba un poco de la temática del blog. Luego pensé en escribir sobre  dolores vertebrales que afectaran a los costados, por aquello del pinzamiento lateral, pero al final desdeñé también semejante argucia fonética. Así que al final me he decidido a hablar de una duda que me atormenta: ¿Pueden los vegetarianos tener un mascota carnívora?

vegetarianos con perro

Los vegetarianos y la consciencia

Soy consciente del chaparroning que tienen que aguantar aquellos que se deciden a ir por el sendero del veganismo o el vegetarianismo estricto, y, créeme, no quiero añadir más leña a esa candela. Mi duda viene porque yo  mismo me he planteado muchas veces dejar de comer cosas que tengan que ser criadas de forma masiva en total confinamiento y luego asesinadas de forma brutal.Lo de no matar animales es una cuestión filosófica que, a priori, plantea muchos puntos polémicos - Clic y tweet    . De hecho hay quien lo considera una actitud contra natura.

Por un lado, parece ser que la vida se sustenta en la muerte, y que es algo natural que los animales para vivir tengan que comerse a otros. Entre otras cosas porque si las poblaciones no se mantuvieran reguladas un exceso de una especie, por ejemplo, de inofensivos herbívoros, podría acabar con todo un ecosistema. O eso dicen, porque en Japón hay una isla en la que solo viven conejos y no parece que se haya convertido en un árido desierto.

En mi filosofía personal, sin embargo, considero que los animales deben hacer esto porque no tienen consciencia moral y tan solo se comportan de forma natural. Carecen también de la posibilidad de abstraerse de sus instintos y buscar fuentes alternativas de alimentos utilizando la cultura y la técnica, siendo estas herramientas exclusivas del ser humano.

Por supuesto, estoy hablando de los seres humanos del mundo desarrollado, que afortunadamente tenemos acceso asegurado a alimentos de origen vegetal, y es una postura totalmente personal, cada cual que haga lo que quiera con su alimentación. Y más si vive en un país de recursos limitados donde dudo mucho que pueda ni tan siquiera plantearse elegir lo que come.

Veo al humano más como un ser cuya consciencia le permite salir de la rueda del juego de comer o ser comido, y que debería adoptar un papel de guardián y preservador del planeta y su diversidad genética. Una pena que, al parecer, solo yo piense esto, porque el comportamiento general de la especie apunta más bien en otro sentido.

Luego está el tema de la “hipocresía interespecífica”, es decir, no matas animales pero sí plantas. A esto personalmente me respondo planteando que las plantas tienen niveles de consciencia inferiores a los de los animales y, aparte, las plantas que se cultivan son anuales, por lo tanto cuando las comes están al final de su ciclo de vida.

Además, el maravilloso reino vegetal también nos provee de frutas que están diseñadas para ser comidas. Son las herramientas que usan las plantas (que en realidad nos utilizan para que las cuidemos) para que dispersemos sus semillas.

Pero aún queda un escollo más en el planteamiento del vegetarianismo: El ser humano necesita la proteína animal porque hay determinados aminoácidos y vitaminas que tan solo puede obtener de esta fuente.

De nuevo, mi solución juanpalomística (es decir, de “yo me lo guiso y yo me lo como”), es pensar que se podría obtener parte de la proteína animal de huevos no fecundados de gallinas criadas en libertad en explotaciones no intensivas, o lo que se viene conociendo como gallinas camperas. Las algas y la levadura de cerveza también son otra fuente alternativa.

Respecto a la leche, tengo dudas de que pueda haber industrias lácticas sostenibles sin que se vulneren los derechos de los animales. Porque, en teoría, para obtener la leche tienes que quitar de en medio al ternero al que va destinada. Pero la verdad es que desconozco el tema, así que, si alguien sabe algo, le agradecería que me ilustrara en el hilo de comentarios.

¿Los vegetarianos pueden tener perro?

Como decía, el tratamiento que da la industria cárnica a la fauna me parece crueldad y va en contra de mis principios de amante de los animales. Pero un día, reflexionando precisamente sobre estos dos pilares ideológicos (el vegetarianismo y el amor a los animales), me surgió esta duda.

Sí, sé que a estas alturas estarás pensando que tengo mucho tiempo libre. La cuestión es que pensé lo siguiente: “Si dejo de comer animales es para no contribuir con las barbaries de la industria alimentaria. Pero, si tengo perro, le tengo que dar comida para perros, que la hacen industrias alimentarias reutilizando sus subproductos. Por lo tanto, lo coherente sería tener una mascota vegetariana, ¿no?”.

Eso o enseñar a tu perro a cazar para que sea él el que se busque el alimento, participando del ciclo de la naturaleza. Pero eso te podría traer muchos problemas con tus vecinos.

Además, si vives en un área urbana, la escasez de presas podría hacer que el perro se tuviera que comer a tu vecina anciana del quinto, mandando a tomar por saco el modelo de Lotka-Volterra.

No sé, me parece una cuestión cuando menos, curiosa.

¿Qué opinas tú? ¿Le darías de comer a tu perro a la vecina del quinto? - Clic y tweet    

  • rachael calabrian

    Me ha encantado el artículo. El perruco debería ser vegetariano, estoy de acuerdo. No, no le daría a comer a ningún vecino/-a… Jajajaja… En serio, me ha gustado mucho… Gracias. Un saludo.

    - Tuitea este comentario

  • http://www.pensamientolateral.org/ Marcos Martinez

    Creo sinceramente que, siendo vegetariano, uno debería tener mascotas más afines a sus idiosincrasias particulares. Esto puede ser una vaca, una jirafa o un pepino. Los pepinos no pueden ser paseados, pero presentan otras ventajas de forma.

    - Tuitea este comentario

    • R R Lopez

      O en su defecto un bote de Timotei al pepino, que guarda la esencia del anterior pero es más duradero en el tiempo ;)

      Yo estoy flipando desde que descubrí a los conejos como mascota (no va con segundas), son inteligentes, cariñosos y más silenciosos que un perro. Eso sí, queda un poco cursi decir que tienes un conejo de mascota XD, y peor queda decir que es el conejo de mi novia. En fin, siempre hay que andar dando aclaraciones.
      La próxima vez adopto un petauro ;)

      - Tuitea este comentario

  • rachael calabrian

    Aclaración tardía: perdona, me refería a que la mascota debía ser vegetariana (obviamente, el perro no lo es), por lo tanto, mejor tener otro tipo de mascota. Es que me ha hecho gracia y he escrito sin razonar. Me pasa a menudo.

    - Tuitea este comentario

    • R R Lopez

      jaja, nada que perdonar. Los animales actúan como tienen que actuar. Supongo que una solución intermedia sería tener un perro en un chalé de campo y que se alimente de lo que cace, y si le tienes que suplementar con pienso, que sea pienso vegetariano! Eso por coherencia vaya.

      - Tuitea este comentario

      • http://www.pensamientolateral.org/ Marcos Martinez

        Eso o darle a lamer otros animales, pero sin comérselos. En plan helados, solo lametones.
        Por buscar un punto intermedio.

        - Tuitea este comentario

  • http://www.anabolox.com Ana Bolox

    Yo es que parto de la idea de que el hombre no debe ser vegetariano. Comer verduras es saludable, pero el ser humano es omnívoro. De hecho, cuando comenzó a ser carnívoro fue cuando su cerebro empezó a desarrollarse. Necesitamos proteínas animales y el vegetariano estricto acaba por tener problemas de salud debido a deficiencias alimentarias.

    ¿Soy la nota discordante? ;-)

    - Tuitea este comentario

    • R R Lopez

      Hay mucho debate al respecto. Yo no soy un experto (de hecho me gustaría informarme más antes de dar el paso).
      Hasta donde yo sé, el problema es obtener la Vitamina B12, y combinar los aminoácidos de las diferentes fuentes vegetales para conseguir proteína de calidad.
      Me han comentado algo de un aminoácido que afecta a la función cerebral, pero tengo que contrastarlo.
      Lo que sí está contrastado es que una dieta vegetariana tiene muchos efectos positivos, y que el exceso de proteínas, en concreto de carne roja, tiene muchos efectos nocivos, pero como te digo, es un tema complejo sobre el que no me atrevo a sentar cátedra.

      - Tuitea este comentario

      • http://www.pensamientolateral.org/ Marcos Martinez

        Los estudios serios apuntan a que hay que ingerir de todo. Otra cosa es que sea sintético, animal o vegetal.

        Yo particularmente soy omnívoro con decantación a la hamburguesa. Si alguien me deja toda la vida sin carne, no sé, me lo como. Soy de esas personas que en VIVEN (la peli basada en hechos reales del avión accidentado) se haría chuletones de cadáveres el primer día.

        Llamadme insensible.
        Pero traed carne xD

        - Tuitea este comentario

        • R R Lopez

          De hecho hay quien afirma que existe un número de tipos básicos de metabolismo a los que les sientan mejor unos alimentos u otros, algo así como carnívoro / herbívoro / mixto.

          - Tuitea este comentario

  • CrisMandarica

    Tengo que decirlo, opino como Ana, así que mejor no diré nada más :P Biquiños!

    - Tuitea este comentario

    • R R Lopez

      Y es una opinión muy respetable, el artículo, más que de hacerse vegetariano, habla de lo que conlleva para un vegetariano que lo haga por temas ideológicos (hay quien lo hace por temas de salud pero el bienestar animal se la trae al pairo) ser coherente con esa idea en todos los campos de su vida, porque no hemos hablado de la ropa, por supuesto, tampoco sería lógico llevar cuero, etc.
      Es una cosa que me he preguntado en muchas ocasiones respecto al veganismo y otras opciones similares.
      Un saludo y gracias por comentar ;)

      - Tuitea este comentario

      • http://www.pensamientolateral.org/ Marcos Martinez

        Los amantes de los animales (los amantes de verdad, no cualquiera con un carnet de Greenpeace) no podrían ni subirse a un avión, ya que las pruebas de turbinas se realizan lanzando pollos para ver si en despegue o aterrizaje los álabes (las palas de dentro de la turbina) se rompen o no.

        Hay mucho amante de los animales suelto que solo piensa en qué pasa con los galgos o si las vacas viven mal en una granja industrial. Pero hay una infinidad de campos que se nos pasan por la cabeza (y por el forro de los lereles) al 99% de los humanos.

        Por ejemplo, alguien en contra de la experimentación de la empresa XY (ejemplo inventado) de sus fármacos con animales no debería comprar nunca esos medicamentos. Esto lo he discutido algunas veces con alguna amiga pro-animal. Creo que muchas veces es de boquilla, no de conciencia.

        - Tuitea este comentario

        • R R Lopez

          Ciertamente, llevar ese modo de vida cumpliéndolo a rajatabla es casi imposible.

          - Tuitea este comentario