extinción


Grim, el dinosaurio, justo antes de morir 6
Un cometa del tamaño de una vivienda enorme va rumbo a la Tierra, y colisionará en breves minutos. Tras esa colisión la vida no volverá a ser lo mismo, y se extinguirán el 99% de las especies. Pero tú ni jota, eres un dinosaurio y no tienes ni idea ni de lo que es la Tierra, mucho menos lo que es una especie, una vivienda enorme o un cometa. Vas a morir en unos minutos pero para ti lo más importante es seguir mordiendo la pata de dinosaurio que tienes entre los dientes. Esto fue, más o menos, lo que debió pasar hace 65 millones de años, justo antes de que Grim, el albertosaurio (existió, palabra) que masticaba otro dinosaurio con menos suerte que él (probablemente llamado Tim) mientras una enorme bola de hielo y roca viajaba hacia ellos a velocidad de vértigo e impactaba contra la Tierra en algún punto situado a miles de kilómetros de allí. Por supuesto aún no se habían inventado los kilómetros, de modo que Grim siguió masticando a Tim durante varios minutos más hasta que notó que el suelo empezaba a temblar. Resulta que el impacto del cometa contra la Tierra hace que todo el planeta vibre por el golpe. Algo muy parecido ocurre al chocar dos vehículos a mucha velocidad, a ambos les recorren lo que se llaman ondas de choque, solo que al ser el planeta una masa tan grande y constituir algo parecido a una esfera las ondas rebotan continuamente en forma de terremoto. Esto puso muy nervioso a Grim, y masticó aún más rápido. Se olía que iba a pasar algo, y no quería dejarse nada de comida en el suelo, no vaya a ser que se la quitasen. De lo que Grim no era consciente es de que el meteorito se había vaporizado completamente. Millones de toneladas de roca habían pasado de sólido a vapor sobrecalentado en menos de un segundo, liberando una energía descomunal. Imagina la energía necesaria para convertir una piedra pequeña en vapor de piedra (y el volumen que ésta necesitaría ocupar). Ahora imagina un edificio entero sin huecos dentro y una sublimación de millones de toneladas en un segundo. Esto levanta una pared de roca fundida de varios kilómetros de altura que se mueve a más velocidad que el sonido y que es capaz de recorrer el planeta completo si el meteorito es lo bastante grande. El que mató a Grim, por suerte, no lo era. No obstante, cuando estaba a punto de terminarse su Tim crudo, vio en el horizonte un algo oscuro que avanzaba hacia él. Una especie de ola de oscuridad que iba poco a poco comiéndose el horizonte. Dado que el muro de roca fundida avanza más rápido que el sonido, Grim no podía oír nada de aquella extraña ola, aunque sí que notaba que el suelo se movía cada vez más. Miró al suelo por última vez para asegurarse de que todo Tim se encontraba a salvo en su tripa justo […]

Dinosaurios (con)fundidos