Marketing


VCGS net
Hace una semana, Víctor Campuzano me puso un tweet con un enlace a su blog. En el artículo al que hacía referencia, me decía que ¡había ganado una taza personalizada con el logo de su blog! (que os recomiendo leer) y unos pocos consejillos blogger. De modo que ahí estaba, regalando tazas como si de caramelos se tratasen, a la gente que escribe comentarios en su blog. Además, lo ha hecho a través de un sorteo para el que ha diseñado un plugin específico (que también va regalando). Pero no, hoy no os voy a hablar de tazas. Y eso que podría, ya que este año podría ser el «Año de las tazas de regalo». Ya tengo tres antes de terminar febrero gracias a escribir por Internet, lo que refuerza mi postura de que Internet es un lugar maravilloso. Hoy os vengo a hablar de todo lo que Víctor va regalando por ahí. No recuerdo muy bien cuál fue el motivo por el que entré en vcgs.net por primera vez. Quizá estuviese perdido, y caí dentro de su madriguera. Sea como fuere, lo que encontré allí mereció la pena. Supongo que entré por todo lo que suele aportar sobre blogs online. Para todos aquellos que estén empezando o quieran mejorar su blog, sin duda vcgs.net es un referente a tener en cuenta. A lo largo de los años, Víctor ha ido reuniendo todas esas herramientas que se necesitan para el marketing online. Pero quizá la gran herramienta de Víctor (no penséis mal, aunque siempre os anime a ello) es la que él mismo creó para su tribu online. Hablo, por supuesto de la VCGS ToolBox, el plugin que diseñó para el CMS WordPress y que ya usan cientos de personas para mejorar su blog. ¿Quieres mejorar el aspecto de tus posts con iconos? ¿O no olvidar responder a un comentario? ¿O saber cuánto scroll hacen tus visitantes en la web? ¿Y si quieres saber quién es tu comentarista más activo? ¿O quieres que los comentarios de tu tribu puedan ser tuiteados? ¿Y si quieres montar un sorteo en tu blog en base a ellos? Pues, aunque suene a venta de teletienda, VCGS ToolBox es tu plugin. Y es gratis.

Víctor Campuzano va por ahí haciendo regalazos


porno marketing 5
Los españoles consumen porno a manos llenas. Literalmente. Somos 46,77 millones de españoles, de los cuales 800.000 acuden a diario a PornHub[i], el segundo portal pornográfico más visitado del mundo. Qué puedo decir, cuando uno hace alguna manualidad bien, le gusta hacerla siempre que puede. Teniendo en cuenta que existen muchos más portales, y aplicando el Principio de Pareto, cerca de un millón de españoles se masturban a diario con el porno. Un 2% de la población. La duración de la visita a PornHub suele ser de 8 minutos de media, tras los cuales hay que suponer que la misión ha sido cumplida y de nada sirve tener el navegador con porno. El Confidencial escribe: “La gente visita estas páginas para lo que las visitan, y cuando acaban lo que estaban haciendo, las cierran”. Más claro, agua. La pornografía actúa como válvula de escape, y sabe utilizar muy bien los eslogans para adultos: son claros, precisos y van directos al grano: ¿Harto de masturbarte? Haz clic aquí Maduritas quieren sexo Alargue su pene Este último es el que más me gusta porque viene acompañado de un gif en el que se ve el antes y el después de alguien sometido a esa técnica maravillosa. Al final el hombre consigue un vigoroso miembro anatómicamente imposible que, oh, casualidad, parece ser exactamente el mismo de antes pero ampliado con Paint (ya ni Photoshop). Los anuncios han sido simplificados al máximo para que alguien con parte de la sangre redirigida a otras zonas del cuerpo que excluyen el cerebro sean capaces de leerlo. La gente del marketing del porno son gente maja que se preocupa por ti en los momentos de mayor intimidad. Arriba podemos ver cómo se masturba la gente alrededor del mundo[ii]. Para los que digan que los españoles no vamos a la cabeza de nada, aquí está la prueba de que se equivocan, medido en litros entre la población de cada país. Pero lejos de un análisis simplista de actuar como una válvula de escape, el porno tiene muchos motivos para vender. Para empezar, “el porno vende que es posible vivir en un mundo en el que las mujeres más bellas siempre están dispuestas a satisfacer todos los caprichos de un hombre”[iii]. Lejos de tratarse de algo para ambos sexos, el porno está claramente orientado a varones de todo el mundo, quizá porque para ellos es más complicado conseguir relaciones sexuales, quizá porque son más vagos. Quién sabe. El caso es que el 70% de los consumidores de porno son hombres, y el mercado está claramente orientado a ellos. Además de vender historias, el porno tiene algo que ni las mejores páginas de Internet poseen: una excelente clasificación por categorías. Así, podemos leer “cum”, “facial”, “deepthroat” o “blowjob”, entre otras. Todas aluden a diferentes modos de interacción boca-pene (es como “polla”, pero en fino), pero cada una tiene su propio espectro y su YottaByte de vídeos en Internet (o más). La industria del porno tiene un marketing y un sistema de […]

El marketing del porno online



n6hwsz 2
Hace un tiempo, durante un debate con hashtag en televisión, me di cuenta de algo maravilloso: si te quejabas con alguien, había una alto grado de posibilidad de que esa persona te siguiese. A veces, incluso sin decirte nada, como si “quejémonos juntos” fuese un motivo para el que alguien te siga. Pero el caso es que me funcionó, y me puse a construir un experimento. Me gustan los experimentos, eso ya lo sabéis si visitáis esta página, claro. Y este en concreto tenía el oscuro secreto del de ganar seguidores prácticamente sin ningún tipo de esfuerzo más allá de una frase corta en un tweet. Me puse a diseñar los pasos que seguiría (y que han conseguido que 35 de mis 269 seguidores hiciesen clic para leer mis tweets de un modo habitual). Seguir una cuenta-protesta de Twitter    

Quejémonos juntos. O cómo ganar seguidores mientras me quejo


bag-and-hands 3
En serio, si eres escritor y tratas de vender tu libro ya la has cagado. Porque tú no tienes que intentar vender libros, tú eres escritor, ese no es tu objetivo. Tu objetivo es que la gente los compre que,. El problema de los escritores, y yo estaba en ese saco, es que valoramos más la venta de un libro que el que alguien te salude con un comentario. Leemos el comentario por encima, no contestamos y, en ocasiones, si no nos gusta acabamos por borrarlo. MAL.

Si eres escritor y tratas de vender tu libro ya la has cagado



No vender para vender
Cuando abrí el blog me planteaba (y aún lo hago) monetizarlo de algún modo. Pero me he dado cuenta de que cada vez tengo más visitas, lectores y suscriptores por un motivo. No tengo publicidad. Por supuesto es por los contenidos, pero estos se ven fácilmente, sin enlaces que estorben. Sí, tengo un libro que estaré encantado de venderte, pero no es el objetivo de este blog. El objetivo es enseñarte algo diferente cada día. Por así decirlo soy un distribuidor de contenido, uno no autorizado, que no un vendedor de contenido. O, dicho de otro modo, vendo gratis. El caso es que regalo conocimiento y un modelo diferente de pensar, y eso vende. O atrae lo suficiente como para decir que tengo mi pequeña tribu. Gracias, tribu. Hablando con Carlos Bravo (gracias de nuevo por ese cable) me comentó lo que los seguidores de Quondos ya saben: los mejores emails son aquellos en los que se habla de casos de éxito empresarial y no se intenta vender nada. O vendes historias. Es el mejor modo de dar a conocer qué es lo que haces sin que te den con una puerta metafórica en la cabeza o que dejen de estar suscritos a tu boletín. Aportar (a ser posible sin coste) información útil. Para algunos, los seguidores de este blog, utilidad tiene que ver con intentar ver más allá de lo que se ve. Creo sinceramente que la mejor alternativa para vender es no intentar ser un vendedor, sino ayudar a las personas a lo que sea. Desde un blog de marketing a finanzas, uno para ahorrar poco a poco o alguno de carácter literario. Si abres una plataforma cuyo objetivo es recaudar euros es muy probable que no consigas casi nada. Yo, de momento, me conformo con que las ventas del libro consigan financiar este espacio (que tendrá un pequeño coste de mantenimiento). Y hasta ahora lo he conseguido, gracias a vosotros, lectores Y tú, ¿qué no-vendes para vender más?

A veces no vender nada vende mucho


Falso anuncio de pegamento que no existe 2
Durante la tarde de ayer quedé con unos amigos y estuvimos hablando en un parque sobre a lo que podemos dedicarnos en un futuro. Dos de nosotros vio el marketing como una opción viable. Y, por supuesto yo era uno de ellos. Saltando olímpicamente por encima de la pregunta ética de “¿Debo vender esto a alguien?” iremos directos al “Quiero y/o necesito venderlo.”. Y hay muchísima gente que necesita vender algo estos días. Sin ir más lejos ayer mismo tuve que rechazar cerca de diez papeles de publicidad de locales de restauración: flyers que acabarán en una papelera. Cuando le dije precisamente eso a uno de los chicos que las repartía me comentó que iban a acabar ahí de todos modos, que el objetivo era quitárselas de las manos. ¡No vender! ¡No hacer publicidad! ¡No convencer al cliente de que su local era el mejor! Sino deshacerse de aquellos papeles. Ese era su trabajo. Es como si un cirujano tuviese como meta no ensuciar un quirófano o el dueño de un bar tuviese el objetivo de dejar las mesas lo mejor recogidas posible para el día siguiente. Del todo absurdo. Ese chico ha sido contratado por un motivo que ni siquiera entiende. Él no es parte del local, él es solo un dispensador de papelitos que la gente tira a la basura. No sé cómo respondería a la pregunta de “¿Tú a qué te dedicas?”. Probablemente te diese un papelito y se quedase sonriendo con la esperanza de que tú hicieses lo mismo. La publicidad, dentro del marketing, tiene que cumplir un objetivo muy concreto: llegarte a la patata. Y no importa cómo lo hagas. Haz reír, haz llorar, haz que la gente piense, pero NUNCA, NUNCA, NUNCA, les dejes indiferentes. Ayer, sin ir más lejos, inventé una familia de formas planas para hacer entender un concepto bastante básico. Y lo hice porque en un futuro quiero que la gente recuerde el Trilongato de Barreras. Y hoy he hecho para que os riáis la imagen de arriba. Porque por muy seria que sea una empresa de pegamentos falsa seguro que con humor vende algo más. Y tú, ¿cómo vendes cuando vendes?

Publicidad que te llegue a la patata



harto de masturbarte 2
Ya sabéis que lo mio es romper el paradigma completamente y, si es posible, provocar. Y es muy probable que hayas llegado hasta aquí siguiendo un hipervínculo que decía: “¿Harto de masturbarte? Haz click aquí.” Desde hace unos días estoy buscando eslóganes para esta web, creo que es importante tener uno con el que identificarse (de modo que se admiten sugerencias). Tras mucho investigar he llegado a las siguientes conclusiones. Aunque para gran parte de los eslóganes se puede aplicar lo que aparece en negrita, he preferido distribuirlos así para que sea más fácil ver lo que dicen: El eslogan puede ser corto o medio, nunca largo. No queremos aburrir al lector potencial, y necesitamos que se recuerde. “Think different“ Cuando Apple Computer lanzó este eslogan en 1997 tenía un objetivo: hacer que el cliente potencial (y el que ya lo era) sentirse únicos y especiales con un objeto estandarizado. “¿Y si nos levantamos?“ Un gran spot de Coca-Cola con un trasfondo de pensamiento lateral. Debe incluir al lector, o que se sienta identificado El lector debe sentirse identificado, tiene que saber que hablas de él. …no lo hagas… En esta campaña de White Label te insiste que persigas tus pasiones, o que las dejes de lado si, en realidad, no lo son. Me encuentro totalmente de acuerdo con el creador de esta campaña. “Just do it“ Nike, en la línea de White Label, sigue adelante con su campaña de ánimo a hacer aquello que deseas que le llevó al éxito. El imperativo ayuda, y mucho   Eres lo que serán Con este eslogan, Estilo Lexus nos persuade de que seamos como los demás querrán ser.  Vuelve a casa por Navidad Todos recordamos este anuncio cíclico de Turrones el Almendro que nos recuerda a la Navidad. ¡¡¡¡No tiene ni que tener sentido!!!!   Es raro, pero los eslogan no tienen que ir en la dirección de la empresa, incluso pueden ir a la contra. No es engañar, simplemente no decirlo todo: Think different…pero compra el teléfono que todos quieren. ¿Y si nos levantamos? Y, sin embargo han acallado a sus trabajadores. Just do it. Pero compra mis zapatillas. “…no lo hagas”. Cuando en realidad te retan a hacerlo. Eres lo que serán…pero no hasta que no compres el coche Vuelve a casa por Navidad, pero lleva turrón.  ¿Y lo del porno? ¿A qué venía? No podemos olvidar que, aunque sea un tema tabú (y por lo tanto uno de esos de lo que a mi me encanta hablar) el porno es, y tiene visos de seguir siendo, el negocio más importante del mundo.  Y tengo la impresión de que es un sector muy poco estudiado. Yo estoy estudiando en una escuela de negocio y este sector no ha aparecido en ningún texto, ni de grandes autores ni de autores pequeñitos como yo. No ha aparecido ni de refilón. De manera que aquí estoy yo para corregir esa situación. ¿Por qué el porno tiene tanto éxito? Satisface una necesidad La norma […]

“¿Harto de masturbarte?” Eslogans y otros motivos del éxito de la pornografía a nivel mundial


Cualquier persona que me conozca a nivel personal sabrá que siempre he sido pro-Google, no por el hecho de ser una marca pionera o líder en tal o cuál segmento del mercado, sino porque simplifican mi vida y agrupan todo mi mundo-online en unas cuantas aplicaciones y servicios integrados.  Hace dos días me enteré de un cambio en el servicio de Skype, que me bombardeó con el siguiente emergente al abrir el programa en el ordenador:  Resulta que Skype abandona el entorno de PC. ¿El motivo? Según sus comunicados el uso cada vez mayor en dispositivos móviles les fuerza a focalizar en estos servicios casi todos sus recursos a día de hoy, y en un futuro se prevé que demanden más atención. De modo que Skype se sale de nuestros ordenadores para aparecer tan sólo en nuestros dispositivos móviles. Para mí a nivel personal se trata de un “Menuda mierda” en toda regla. Una de las ventajas que ofrecía Skype, al igual que GoogleChat/Hangouts era que una conversación que mantienes con alguien por la calle aparece automáticamente en tu ordenador, donde puedes continuar con ella sin interrupciones, pudiendo trabajar en el PC al tiempo que organizas tus relaciones mediante el chat. Ahora esto será imposible. La pregunta es: ¿Qué diferenciará a Skype de servicios como WhatsApp, Line o Spotbros? Absolutamente nada. Aquello que hacía que tuviese un alto mercado lo van a vapulear este diciembre, por lo que probablemente deje un reguero de clientes que se acabarán yendo a otros servicios, tanto integrados en redes sociales como Google+ o Facebook como servicios externos del tipo Spotbros (más dedicados a las conversaciones que al hecho de organizar una vida social). Ahora a migrar a todos aquellos contactos con los que hablaba a través de este servicio (porque por el móvil no hablaré, es más lento). Y justo esta mañana me he topado con la siguiente noticia: WhatsApp y su nuevo experimento que suena a publicidad WhatsApp ha comenzado a insertar publicidad en la propia ventana de chat, lo cual es tremendamente violento e incómodo para el usuario. El hecho de que aparezca publicidad en una ventana de chat ya es molesto, pero si además la incluyen entre las líneas de la conversación se ganará la enemistad de muchos usuarios.   Esto lleva a pensar en varios escenarios posibles, y uno de ellos puede ser el peor de todos. Si se caen la mitad de los servicios con alta cuota de mercado los usuarios finales de los productos nos encontraremos con un abanico muy pobre de ofertas, en las que las compañías nos delimitarán mucho (cada una con su política) algo fundamental en la sociedad actual: un foro público.

SERVICIOS DE CHAT – ¿BUENAS DECISIONES DE MARKETING Y ESTRATEGIA O ERRORES GARRAFALES?