Mundo


solar-eclipse-459078_1280
Le siguen de cerca 150 millones de otros bebés quienes, montados sin saberlo en una bola de hierro, oxígeno, silicio y magnesio que viaja a 108.000 km/h en el espacio vacío. Si cualquiera de ellos saca sus pequeñas extremidades del planeta en el que viajan, morirían en el vacío del espacio. Sin embargo, ¡ninguno de ellos es un héroe! Esto ocurre porque tendemos a relativizarlo todo bastante. Si alguien hace algo que otro puede hacer, no es tan importante como que el que haga algo de lo que la mayoría de nosotros no somos ni medianamente capaces. Como, por ejemplo, salir de la Tierra y volver. Hasta el día de hoy, todo un reto. Retos pasados Pero no olvidemos lo que hace dos mil años era un reto. En esa época, salir de tu continente era una completa locura. Solo unos pocos, soldados o comerciantes, se lo planteaban siquiera. Y apenas unos pocos lo llegaron a conseguir. Hace no más de 150 años, volar era considerado una proeza imposible. Poco tiempo después demostramos que no solo era posible volar, sino que cualquiera de nivel económico medio podría costearse este tipo de transporte. Dentro de un siglo volar será tan barato como lo es ahora coger el coche, y existirán abonos de viajero a nivel nacional o internacional a bajo coste. Pero nadie se plantea que lo que existe ahora fuese imposible hace tiempo, todos pensamos en los objetos que nos rodean como figuras estáticas que han estado siempre aquí para ayudarnos a vivir. Ya nuestros hijos nacen creyendo que Internet ha estado siempre ahí, al igual que tú consideras que la televisión ha existido desde el minuto uno del universo, y tus padres piensan en la electricidad como algo inmutable. Lo cierto es que para cada uno de estos ítems han sido necesarios 2.000 años de historia, muchas guerras y científicos que han luchado más contra sus propios estados que contra los estados rivales. Retos futuros Quizá no ocurra hasta dentro de cien, doscientos o mil años, pero en algún momento seremos capaces de costearnos el viaje Tierra-Marte y vuelta a bajo coste, quizá 1.000 euros de ahora, como cuando en estos momentos viajamos a través del Atlántico por el coste de 30 días de trabajo. El proyecto Mars One lanzará en poco tiempo los primeros habitantes de Marte. Quién sabe si tendrán éxito o si esto será calificada dentro de 200 años como una tentativa absurda de la humanidad de aquél entonces (nosotros). No deja de resultar curioso que la comunidad científica haya predicho que el proyecto no saldrá adelante, pero la comunidad científica, a juzgar por las situaciones previas, no tiene mucha validez. Aunque haya cambiado su núcleo interno, la comunidad científica predijo, entre otras cosas: que el átomo no podía ser dividido, que nunca podríamos volar, que no se podía salir de la Tierra, que la energía eólica era una solemne estupidez, que el teléfono era absurdo, que la televisión no tendría ningún futuro, que las tablets […]

Un bebé consigue dar una vuelta alrededor del Sol


Hipótesis: en un momento de hace cinco años todos nos volvimos extracognitivos, y podemos acceder al recuerdo más importante de cualquier persona que se encuentre a nuestro lado. Este recuerdo es conocido como el Contacto. Año 2020. Kinkhasa (República del Congo, África) Me metí en el ascensor junto con Thomas. Thomas es contable, y tiene el Contacto más divertido que conozco. Es un Humorista. Su Contacto consiste en él contando un monólogo en la cena de una empresa ya extinta. Thomas siempre te alegra el día. -          Buenos días, Thomas. -          Buenos días, Sr Amor – ambos sonreímos. Había sin embargo un Indefinido junto a nosotros en el ascensor. Un Indefinido siempre causaba algo de miedo. A fin de cuentas, ¿de qué era capaz este hombre? Su Contacto ocurre en sus veintidós años, conduciendo un coche a toda velocidad por un circuito. Pertenece a ese grupo marginal de los que uno no puede fiarse. Al final tendremos que aislarlos a todos y retirarles su derecho de ciudadanos. El ascensor se cerró, ajeno a mis pensamientos, y comenzó a elevarse sobre la ciudad. Con más de cien millones de personas, Nueva Kinkhasa se había constituido como la ciudad superviviente más grande del mundo, y ya constituía un estado por sí misma. Por desgracia aún quedaba mucho trabajo por hacer allí. El Contacto lo había destruido todo a su paso. Cuando ocurrió el mundo se dividió en tres grandes grupos de personas, distribuidas en un mosaico infinito a lo largo de continentes, países y ciudades. También surgió un pequeño cuarto grupo, personas aislacionistas que no tenían en cuenta el Contacto. Yo, por mi parte, no entiendo cómo eso es posible. Cómo puedes no tener en cuenta el recuerdo más importante de cualquier otra persona, sinceramente. Me vuelve loco pensar que hay quien no desea mal a nadie, o que las personas puedan llegar a cambiar. Si el mundo está dividido es porque las personas no pueden cambiar. Y por el miedo. Definitivamente John Lennon se equivocaba. Lo que mueve al mundo es el miedo. Ahora me pregunto cuál sería el Contacto de John Lennon. En menos de cinco horas el planeta entero dio un vuelco. Hijos que repudiaban a sus padres, padres que temían a sus hijos. La desconfianza dio paso al miedo, y éste a la violencia sin control. Y, en función del país: tres tipos de ciudadano, masacres, aislamiento, exilio. Había dónde elegir. Me alegra pertenecer a uno de los estados que han conservado la educación, la decencia, y, entre otros, la economía. Aunque sea un estado pequeño. Ni os podéis imaginar lo que supuso el primer Contacto en Berlín, tan civilizados que nos parecían. También me alegra que mi Contacto sea con mi ex. Soy un Enamorado Alto, de los de carácter pasional. Al menos así aparece registrado en mi documento identificativo. Ella, sin embargo, fue una Vengativa, y desde luego tuve que dejarla. Su Contacto es de cuando quemó la casa de sus padres y, aunque ellos estaban […]

Cognitivos (#TMundos)