Rol


stairwell-406964_1280
Siempre me ha gustado el rol, en cualquier tipo de entorno y juego. Me encanta el tener un personaje que desarrollar, a quien incrementar una serie de parámetros y hacerlo más fuerte, más rápido, más inteligente. Aumentar su capacidad de producción, por ejemplo, es una constante en juegos como Minecraft. Pero, cuando tienes varios trabajos y proyectos y te planteas tener alguno más, ya no hay tiempo para jugar a videojuegos o juegos de mesa. Se puede jugar a trabajar, por supuesto, que es lo que hago continuamente. Pero ya no hay tiempo para según qué cosas, y yo eliminé los juegos de la lista de preferencias hace mucho tiempo. Pero, como contrapartida, me he convertido en mi propio personaje de rol. Por algún motivo, nos es más fácil mejorar un personaje informático en vez de a nosotros mismos. Posiblemente porque cuesta demasiado mejorarnos, y es muy fácil sentarse delante de un ordenador o una consola. Pero, como pronto querré demostrar en Zen*Guerrilla, el camino difícil es el más divertido. Y, por eso, voy a mejorarme a mí mismo poco a poco en varios puntos (de momento). Parámetros físicos El tener una infinidad de tareas muchas veces redunda en una falta de tiempo para el ejercicio. Por supuesto que siempre hay algún hueco, pero sueles estar agotado. Es por eso que pensé en cómo orientar el ejercicio como un juego de rol, y descubrí que en estos juegos siempre hay un parámetro común: la experiencia. La experiencia es aquello que hace que tu personaje mejore. La experiencia, en el deporte, puede ser algo tan sencillo como los pasos que das o los escalones que subes. Es por eso que, desde hace varios meses, no uso las escaleras mecánicas, y ando siempre que puedo. Además, he tomado las siguientes formas de moverme: Si puedo ir andando en vez de en transporte público, voy andando. Si puedo subir las escaleras a pie en vez de en ascensor o por las escaleras mecánicas, subo a pie. Cada paso, cada escalón, me mejora un poco. He contado la friolera de 200 escalones diarios en un día normal, que se doblan o triplican en fin de semana. Suponiendo tramos de 30 escalones por piso, estamos hablando de 6  o 12 pisos. Este ejercicio será la base obligatoria de trabajo. Capacidad de producción Algo común a todos los juegos es el aumento de la capacidad de producción del personaje. Todo aquello de ganar cada vez más monedas de oro por combate. ¿Os suena? Hasta hace no demasiado, buscaba algún método aplicable en la vida real que me diese algo similar, y lo he encontrado. Se llaman ingresos pasivos. Un ejemplo de ello es mi primer libro, cuya segunda edición (con una nueva portada) sale hoy. Un libro es un sistema de ingresos pasivos porque, una vez escrito, no requiere demasiado trabajo. Prácticamente, no requiere ninguno. Amazon hace todo el trabajo por mí, y yo no tengo que hacer nada. Se trata de un sistema magnífico. Cada […]

Soy mi propio personaje de rol