vegetariano


de9uL9L7RSmzV4SAoAO5_Lauren and Winona Under a pass-1 14
Hacía días que pensaba sobre qué artículo escribir para este blog. En un principio pensé en hablar de las desventajas de practicar autoerotismo con un rallador de queso, pero Marcos me reconvino amablemente señalando que el tema se apartaba un poco de la temática del blog. Luego pensé en escribir sobre  dolores vertebrales que afectaran a los costados, por aquello del pinzamiento lateral, pero al final desdeñé también semejante argucia fonética. Así que al final me he decidido a hablar de una duda que me atormenta: ¿Pueden los vegetarianos tener un mascota carnívora? Los vegetarianos y la consciencia Soy consciente del chaparroning que tienen que aguantar aquellos que se deciden a ir por el sendero del veganismo o el vegetarianismo estricto, y, créeme, no quiero añadir más leña a esa candela. Mi duda viene porque yo  mismo me he planteado muchas veces dejar de comer cosas que tengan que ser criadas de forma masiva en total confinamiento y luego asesinadas de forma brutal.. De hecho hay quien lo considera una actitud contra natura. Por un lado, parece ser que la vida se sustenta en la muerte, y que es algo natural que los animales para vivir tengan que comerse a otros. Entre otras cosas porque si las poblaciones no se mantuvieran reguladas un exceso de una especie, por ejemplo, de inofensivos herbívoros, podría acabar con todo un ecosistema. O eso dicen, porque en Japón hay una isla en la que solo viven conejos y no parece que se haya convertido en un árido desierto. En mi filosofía personal, sin embargo, considero que los animales deben hacer esto porque no tienen consciencia moral y tan solo se comportan de forma natural. Carecen también de la posibilidad de abstraerse de sus instintos y buscar fuentes alternativas de alimentos utilizando la cultura y la técnica, siendo estas herramientas exclusivas del ser humano. Por supuesto, estoy hablando de los seres humanos del mundo desarrollado, que afortunadamente tenemos acceso asegurado a alimentos de origen vegetal, y es una postura totalmente personal, cada cual que haga lo que quiera con su alimentación. Y más si vive en un país de recursos limitados donde dudo mucho que pueda ni tan siquiera plantearse elegir lo que come. Veo al humano más como un ser cuya consciencia le permite salir de la rueda del juego de comer o ser comido, y que debería adoptar un papel de guardián y preservador del planeta y su diversidad genética. Una pena que, al parecer, solo yo piense esto, porque el comportamiento general de la especie apunta más bien en otro sentido. Luego está el tema de la “hipocresía interespecífica”, es decir, no matas animales pero sí plantas. A esto personalmente me respondo planteando que las plantas tienen niveles de consciencia inferiores a los de los animales y, aparte, las plantas que se cultivan son anuales, por lo tanto cuando las comes están al final de su ciclo de vida. Además, el maravilloso reino vegetal también nos provee de frutas que están diseñadas […]

¿Pueden los vegetarianos tener una mascota carnívora?