Todo está mucho más desorganizado de lo que parece 3


Todo está mucho más desorganizado de lo que parece. De hecho, muchísimos servicios modernos parecen nadar en un mar de tranquilidad solo porque el cliente final no percibe el descontrol, la inconsistencia y el absurdo del día a día de las empresas que le dan servicio.

www.madebyvadim.com

No puedo hablar de otros sectores porque no he trabajado en ellos, pero el sector de las telecomunicaciones es un entorno no ya dinámico o en constante cambio, sino turbulento hasta la estupidez, hasta el caos y la pérdida de tiempo y dinero.

Como la mayoría de vosotros desconoceréis el mundo en que ando metido actualmente, trataré de poner un ejemplo sencillo. Imaginemos que una empresa quiere sacar al mercado una colección de camisetas realmente grande, cuyos diseños requieren mucho tiempo. Cada uno de los dibujos, que no será sencillo, requerirá de horas de trabajo en un boceto preliminar más todo el trabajo para darle la forma final, que puede llevar semanas. Debido a la cantidad de diseños que quieren meter en el catálogo, la empresa (la llamaremos de aquí en adelante EMPRESA GRANDE) no puede tratar con todos los dibujantes de bocetos necesarios, y contratan a empresas intermediarias, entre ellas a EMPRESA MEDIANA, que acaba de entrar en el mundo de las camisetas.

En realidad EMPRESA MEDIANA no tiene ni idea de camisetas, de lo que se tarda, de los precios o de qué va eso de vestirse sin camisa como un pordiosero. No entienden absolutamente nada, pero eso no es motivo para renunciar a la propuesta de empleo de su cliente, la EMPRESA GRANDE. Esta última reúne a unas cuantas empresas medianas en un evento para explicarles el trabajo. Por supuesto, la explicación es mala, rápida, precipitada,… La EMPRESA GRANDE no tiene aún los medios de producción, ni personal suficiente como para corregir los diseños que vengan de las empresas medianas. Aunque, por supuesto, le encargan a cada una de ellas “todo el trabajo que sean capaces de sacar” sin concretar plazos o precios.

Las EMPRESAS MEDIANA, que no tienen ni idea de camisetas o de dibujos, se van de la reunión con pautas imprecisas, precios sin ajustar, prácticamente ninguna concreción de proyecto y con plazo de comienzo en una semana. Si puede ser, en unos días.

Aquí aparece la EMPRESA PEQUEÑA, que es con quien EMPRESA MEDIANA contacta de urgencia, diciéndole que le da una alta carga de trabajo pero que tienen que empezar de inmediato.

“¿Tienes gente?” – preguntará Empresa Mediana.

Los que quieras – responderá Empresa Pequeña.

E irá corriendo a poner anuncios en InfoJobs y a preguntar a todo el mundo si conocen a alguien que dibuje bocetos para camisetas. En realidad en su empresa son cinco, y cuatro de ellos son familia. Pero necesitan aceptar ese trabajo. Por supuesto, dado que hay muchas Empresas Medianas en el proyecto de la Empresa Grande, al día siguiente no hay ni un solo dibujante de bocetos para camisetas en el mercado, pero las prisas por absorber la carga de trabajo están ahí. Y son “para ayer”.

De modo que la Empresa Pequeña, que tiene tres o cuatro Empresas Medianas detrás, no deja de llamar a todas las puertas, preguntando por dibujantes de bocetos de camisetas.

“¿Nivel de inglés?”

“Medio”

“¿Nivel de dibujo?”

Medio.

“Perfecto, ya te llamaremos.”

Y, claro, te llaman, porque aunque no sepas hacer la O con un canuto, necesitan gente. Eso sí, empiezas de becario y, si puedes, te llevas una silla de tu casa.

El caso es que han pasado varias semanas y la Empresa Grande espera unos resultados con urgencia de algo que ni siquiera ellos saben cómo lo quieren, las Empresas Medianas se reparten el trabajo como empresas gestoras y las Empresas Pequeñas intentan enseñar a duras penas a la gente lo que es un lápiz y un papel. Y lo que es una camiseta.

photo-1416339698674-4f118dd3388b

Los primeros borradores de dibujos para camisetas van pasando de una mano a otra desde abajo hasta la empresa de arriba, donde cinco o seis técnicos evalúan la calidad del dibujo bajo parámetros totalmente arbitrarios cada uno, pero totalmente inamovibles. Así, por ejemplo, el Técnico BN lo quiere todo en blanco y negro, mientras que el Técnico Color quiere todos los dibujos en colores vivos y chillones. Como, por supuesto, ambos puntos son incompatibles, siempre habrá algún problema con los bocetos que dibujará la Empresa Pequeña, que no entiende las directrices generales del proyecto. En realidad, nadie entiende las directrices generales del proyecto, pero tratan de hacerlas cumplir a rajatabla con modificaciones de borradores de camiseta de un lado para otro.

Como cada vez que el borrador llega a un Técnico diferente, siempre hay quejas, con lo que el tránsito de bocetos de un lado para otro aumenta con el tiempo, y pocos de ellos consiguen superar los filtros totalmente aleatorios que los vapulean constantemente. Esto hace que el trabajo no salga adelante.

Los Técnicos no hablan entre sí para juntar posturas, la Empresa Grande quiere resultados para ya, las Empresas Medianas están en el centro de la pelea entre los de arriba y los de abajo, y los de abajo (las Empresas Pequeñas) se están empezando a dar cuenta de que la inversión probablemente no llegue a recuperarse. Eso significa que tú, que ya eres becario, igual tienes que plantearte venir los sábados sin aumento de sueldo.

“El trabajo tiene que salir” – dice la Empresa Grande a la Empresa Mediana.

“El trabajo tiene que salir” – dirá la Empresa Mediana a la Empresa Pequeña.

“El trabajo tiene que salir” – te dirá a ti la Empresa Pequeña.

Tú te preguntas por qué saliste del paro mientras adelantas los gastos del transporte sin mucha seguridad de que vayas a ver un solo duro.

photo-1423784346385-c1d4dac9893a

Eso son las telecomunicaciones. “No sé ni lo que quiero, pero lo necesito urgentemente” es el día a día de un sector que no sabe lo que tiene, no tiene ni idea de lo que necesita, no necesita ni la mitad de lo que pide, y no deja de pedir.

Fotografía | Vadim Sherbakov, Jeff SheldonGilles Lambert

  • R R Lopez

    Ciertamente al final todo responde al óptimo paretiano, un 20% de orden evita que el 80% restante se vaya al garete.

    - Tuitea este comentario

  • CrisMandarica

    Menuda vuelta al mercado laboral xddd! Que te pidan algo sin saber lo que quieren es de lo que más me fastidia, sino lo que más. Por cierto, la última frase es para enmarcarla. Biquiños!

    - Tuitea este comentario