¿Trabajas para mañana o para hoy? 6


Hace dos días, Anónimo Anónimez contactó conmigo para preguntarme si tenía o no estrategia en esto de los blogs, los libros y el dinero en general. Anónimo, no seas cabrón, y comenta de vez en cuando, gracioso.

Pero, por supuesto, te contesto, Anónimo. A ti y a todos. Aunque os pido que, si os interesa este blog como parece por los privados que mandáis, lo compartáis en las redes sociales. Recordad que yo no gano mucho haciéndoos leerme por aquí, este blog no tiene anuncios.

Y ahora al ajo. Al dinero y a la estrategia

Hace ya años que quería escribir. Escribir sin más, sin sueños de dinero tras palabras apuntadas por las noches en un cuaderno. Luego me enteré de que es una manera de ganarme la vida o, como poco, de ir ganando un dinero extra mes a mes. Y me puse a investigar Cómo publicar un libro en Amazon.

Fue en ese momento en el que descubrí algo llamado ingresos pasivos, y mi cabeza explotó de felicidad. Y me morí. Me morí muchísimo. Había descubierto qué quería hacer en mi vida. Bueno, yo ya sabía que quería hacer absolutamente nada hablando de trabajo. Creo que este sueño es compartida por gran parte de la humanidad. Pero, por desgracia, eso es imposible: hay que trabajar en algo. En lo que sea. Así que me hice ingeniero.

Y he trabajado de ello unos cuantos años. Me gusta: es disciplinado, te mantiene despierto y entretenido y no se puede uno quejar del sueldo (en serio, no se puede, te despiden). Pero ser ingeniero tiene un problema (al igual que ser médico, amo de casa, cocinero, barrendero, profesor, corredor de bolsa,…). El 99.9% de los puestos laborales tienen un problema de base y muy evidente para mí tras el descubrimiento de los llamados ingresos pasivos. El trabajo realizado de hoy no te vale para ganar dinero mañana.

Lo he llamado El Dilema del Barrendero.

Creo que el ejemplo del barrendero/cocinero (también aplicable al género femenino) es el mejor para representar la idea subyacente de mi horrible descubrimiento. Poneos en situación: tenéis que barrer una calle llena de hojas, o tenéis que dar de comer a cincuenta personas hoy. Tanto da lo uno que lo otro. Resulta que, como profesionales, cumplís vuestro objetivo y misión del día, y os vais a casa con la satisfacción de haber hecho todo lo posible en el trabajo. Y aquí llega el mazazo que me hizo replantearme la vida hace unos años:

MAÑANA HABRÁ EL MISMO NÚMERO DE HOJAS Y DE CLIENTES HAMBRIENTOS

Recuerdo que esta reflexión me golpeó del mismo modo que haber tenido un susto en la carretera: sudor frío, venas a tope de adrenalina, imposibilidad de cerrar los ojos debido a lo traumático de la noticia.

Yo no quiero barrer las mismas hojas toma mi vida, pensé, extrapolándolo a mi situación de aquél entonces como ingeniero. No me entendáis mal, es un trabajo que me gusta, pero no quiero estar en un puesto similar dentro de veinte años. Es aquél momento, hará unos tres años, yo me encontraba con una agenda repleta: un trabajo estable de ingeniero entre semana, dos días lectivos en la universidad para sacarme otra carrera (que me obligaba a comer en media hora para justificar la ausencia de un par de horas semanales) y un trabajo de profesor particular de miércoles a domingo. Había que replantearse el modelo, porque ganaba dinero pero nada de lo que estaba haciendo conseguiría que, en algún momento, no tuviese que trabajar.

Dejé de trabajar como profesor particular y comencé a escribir. Resalto: de esto hace tres años. Y no fue hasta dos años después (hace un año) que comencé a esbozar mi plan para los próximos veinte años. Mis próximos (espero únicos) años de trabajo.

MIS PRÓXIMOS VEINTE AÑOS, Y LAS CUENTAS DE LA ABUELA

Actualmente gano unos 30 euros mensuales vendiendo mi primer libro en formato electrónico, y unos seis euros mensuales más vendiéndolo en papel. La cifra aumenta (y no poco a poco). No os voy a ocultar nada, estas han sido mis cifras de ventas desde que empezase en julio a vender libros digitales:

ventas-2014

Y aquí están los beneficios que he ido obteniendo de estas ventas:

table1

Resulta obvio que se trata de una tendencia creciente. Aunque, a partir de aquí, todo lo que escribo son suposiciones y futuros posibles. Iré modificando este artículo a medida que vaya obteniendo nuevos datos, año a año.

HAZ ALGO DIFERENTE es el primer libro de una colección sobre el Pensamiento Lateral llamada Eureka y cómo ver el mundo de un modo diferente. Salió en julio de 2014 en formato electrónico, y en papel en octubre de 2014, y lleva muchísimo trabajo encima. Quería poner esto último para que la gente tenga en cuenta que esto no es algo sencillo, ni inmediato. Al terminar de leer esto vas a querer hacer lo que yo hago (escribir), pero te costará mucho más de lo que parece. No obstante, siempre te animaré a ello.

En breve saldrá la versión en inglés, gracias a la traductora Élide Montero, y espero vender un número de ejemplares tal que iguale los ingresos del original (el mercado en inglés es muchísimo más grande pero el libro tendrá un precio superior, 3 euros). Eso supondrán los siguientes ingresos mensuales, quitando la parte que se lleva la traductora por su cuenta. Aprovecho para solicitar un traductor nativo alemán-español, otro mandarín-español y un tercero francés-español. No es necesaria experiencia traduciendo nada, pero sí que no haya faltas ortográficas y que sepa ambos idiomas bien. Las condiciones son las mismas que con mis traductoras de inglés: a comisión por venta vitalicia (ventas totales del libro, no las que el traductor me proporcione).

En julio de 2015 saldrá el segundo volumen de la colección Eureka: TAR4S. Un libro de 50 relatos cortos. Saldrá de manera electrónica y en papel, y en inglés gracias a la traductora Sadery Caraballo. Eso son cuatro libros en el mercado. Para el cálculo no voy a tener en cuenta ni el número creciente de personas que leen libros electrónicos, ni el número creciente de usuarios de Amazon. ¿Por qué? Quiero datos a la baja, datos pesimistas. No puedo evitarlo, soy ingeniero, y quiero ver uno de los peores escenarios posible:

table2

Ahora imagina, además del sueldo de tu trabajo de lunes a viernes, 90 euros mensuales (calculado bajo supuestos pesimistas, como ventas bajas en España por costar TAR4S el libro 3 euros). Es decir, que en diciembre de 2015 me encontraré con 100 euros mensuales por escribir dos libros, y cada una de mis traductoras con unos 15 euros mensuales de por vida por traducir un libro cada una.

Creo que mola, mola bastante. Mola lo suficiente como para haber escrito este artículo. Y para tener mi foto puesto en este rumbo.

Y este es solo el proyecto Eureka, un proyecto de seis años de fines de semana de trabajo que me reportará beneficios, espero, de por vida. Pero tras Eureka vendrá Orbis. Pero eso, eso ya es otra historia… mucho más divertida.

;)

  • http://detrasdelapistola.blogspot.com.es Cris Mandarica

    Ahí, calzando spoiler sobre Orbis y dejándonos a medias. Me alegro de que saques alguna rentabilidad, siempre he pensado que el trabajo bueno debe pagarse. Biquiños!

    - Tuitea este comentario

    • http://www.pensamientolateral.org Marcos Martinez

      Muchas gracias, Cris,
      Orbis ni siquiera está desarrollado del todo en mi mente, pero en esencia se tratará de un conjunto de novelas (o novelas en varios tomos) junto a pequeños relatos breves: los relatos irán a la cabeza, gratis, y las novelas meses más tarde, y luego bailarán intercalados.

      Pero lo cierto es que quiero que sea mucho más. La idea inicial es que la ciencia ficción buena, esa en la que acabas creyendo el mundo que lees, no es tan corriente como nos hacen creer las estadísticas. Si has leído “Ilión/Olympo” Dan Simmons o “Génesis” de Bernard Beckett sabrás de lo que hablo :P

      Ahí tienes dos novelazas que analizar. Génesis tiene solo 100 páginas, y es una obra de arte.

      - Tuitea este comentario

  • agustín grau

    Felicidades, Marcos, por tu blog, tu libro y tus artículos. No te conocía, ahora sí, y me alegro porque pensamos y decimos cosas parecidas.

    Concretamente me hace gracia lo que comentas de los ingresos pasivos: si no son ingresos de este tipo, hagas lo que hagas, siempre tienes que volver a hacerlo, y el trabajo hecho no te produce nuevos beneficios. Algo bastante absurdo, verdad?

    Yo no fui ingeniero, pero sí abogado (tanto monta, monta tanto). Un día me cansé y me di cuenta que en la vida hay mucho tiempo para ser y hacer infinidad de cosas: cosas productivas, cosas creativas y cosas que me produjeran ingresos (si son pasivos, mejor).

    Así que me puse a crear, a emprender, a invertir y posteriormente a escribir. Ahora tengo un blog, un libro escrito y otro que regalo a los suscriptores de mi lista.

    No quiero hacer spam pero sí quiero recomendar este artículo que creo sinceramente que aporta valor y puede ser muy revelador e inspirador para quien lo lea: cómo puedes ganar dinero mientras duermes. Está en http://agustingrau.com/ganar-dinero-mientras-duermes/ . Si uno no conoce la filosofía de los ingresos pasivos, puede ser un agradable shock.

    Marcos, ahora que te conozco, me pasaré. Y yo no digo mentiras. Un abrazo.

    - Tuitea este comentario

    • http://www.pensamientolateral.org/ Marcos Martinez

      Muchas gracias, Agustín,

      ya tengo tu libro gratuito en pdf. Te recomiendo también ofrecer un ePub a la gente, tengo entendido que funciona bastante bien.

      He ojeado las valoraciones de tu libro en Amazon. Simplemente genial, muy cerca de las 5 estrellas. Imagino que venderás bastante con esa calificación. Te dejo algo que escribí el lunes en Quondos. Es una guía de publicación en Amazon. Por si vas a publicar otros libros, que tenemos que ayudarnos entre todos ;)

      http://www.quondos.com/como-publicar-tu-libro-en-amazon-la-mega-guia/

      - Tuitea este comentario

  • Pingback: fiestas POPULARES | CASTILLOS HINCHABLES 24()

  • Pingback: Cómo publicar tu libro en Amazon | Quondos()