Tus proyectos no van a realizarse por sí mismos 8


Esto es un hecho. Que nadie lo tenga a error: tus proyectos no van a realizarse por sí mismos. No van a empezar un lunes cualquiera ellos solos a llamar a gente, a levantar un negocio, a arreglarte la casa. Dicho de otro modo: si quieres hacer algo, hazlo tú mismo. Porque nadie más lo va a hacer por ti.

Tus proyectos no van a realizarse por sí mismos

Hace unos días discutíamos en mi trabajo sobre el egoísmo, sobre si es una cualidad innata del ser humano o por el contrario es una elección. Yo, por mi experiencia, me he dado cuenta de que si bien podemos comportarnos de un modo no egoísta, la mayoría de las personas van a lo suyo: no ayudan, no colaboran, no quieren trabajar juntos y desde luego no van a pensar por ti si no sacan algo de provecho.

En parte es lógico: si alguien invierte su tiempo en una actividad querrá algún tipo de compensación como contrapartida. Ya sea económica o de otro tipo, lo ideal es que si alguien trabaja de algún modo para otro reciba algo a cambio. Aunque sea un refresco por ayudar en una mudanza.

Todos tenemos sueños

Todos tenemos sueños, pero muy pocos se levantan un día y se ponen con ellos para llevarlos hasta el final. Ayer cené con un amigo que está escribiendo un libro. Nadie va a escribir ese libro por él. Nadie se va a levantar un día diciendo “voy a redactarle tres o cuatro hojas, que estará cansado y no tiene tiempo”.

Nadie va a escribirte un mensaje que ponga “hoy quédate en la cama, ya trabajo yo por ti”. Ni de coña. Si quieres algo solo hay una manera de conseguirlo. Según termines de leer esto, escribe qué es aquello que quieres. Luego escribe qué es lo que necesitas de partida para conseguirlo, y lo que necesitarás hacer para ello. Y empieza ya. Hoy. Mañana es tarde, y querrás haber empezado el día anterior.

Si cada día que pasa lo dejas correr y no te pones con ello, no te quejes. La culpa de que no salga adelante es tuya y de nadie más. No te quejes de no saber un idioma, de no tener una carrera o de estar gordo. Ponte a trabajar para corregirlo. te sorprenderías del buen humor que puede estar una persona que cumple con los objetivos que se plantea, por muy agotado que esté a lo largo del día.

Todos los días, paso a paso. Proyectos concéntricos

La gente cree que tras un fin de semana de trabajo puedes levantar un proyecto serio, monetizable o que comience a dar recursos económicos. Y no es cierto. Un proyecto, del tipo que sea, lleva semanas o meses de planificación y trabajo diario.

Mi modelo siempre ha sido y será el largo plazo. Trabajar duro hoy para no tener que trabajar mucho mañana. Recoger los frutos en el futuro, mientras recojo algo en el presente. Pero sin centrarme en él. Es por eso que mis negocios son de crecimiento concéntrico. te cuento esto porque puede que te sirva de algo.

proyectos concéntricos

Cuando digo concéntrico me refiero al hecho de que cada proyecto se apoya en el proyecto anterior, y consigo interrelacionarlo de tal modo que:

  1. Nunca trabajo en algo que no reporte beneficios para siempre. No quiero verme en el dilema del barrendero, y por eso todo lo que trabajo para mí mismo lo genero de manera que nunca se pierta: material de blogs y libros. Es decir, no trabajo de negro para nadie por un sueldo fijo, solo trabajo para mí por un sueldo variable incierto.
  2. Todos mis proyectos crean sinergias entre sí. Si sigo escribiendo en mi blog o colaborando en otros, no solo iré ganando dinero poco a poco de mis libros, sino que iré ampliando el número de clientes potenciales poco a poco que, posiblemente interesados por el siguiente libro, acaben por comprarlo. Las ventas de un libro repercuten en otros, y a su vez me ayudan a conseguir colaboradores y a colaborar en otros blogs.

Saber qué es lo que quieres hacer

Esta es otra. Mucha gente no sabe lo que quiere hacer. Pero ni puta idea.

“Quiero hacer algo, no sé. Algo”

Yo estaba así hace años. Pero no te quedes parado. Si no sabes lo que quieres hacer, haz lo que sea, pero haz algo. Durante años estuve enseñando a alumnos diversas materias. Para ello me desplazaba de un lugar a otro, y ganaba poco. Pero no me quedaba parado. Si dejas de hacer cosas, pronto te quedarás sin estímulos externos, y tu vida se reducirá a trabajar de lunes a viernes para trabajar la semana que viene de lunes a viernes.

Comprendo que no sepas lo que quieres hacer, pero, por tu bien, eso no debe ser un problema para hacer cualquier otra cosa: colabora en una ONG, lee blogs, realiza una investigación, ayuda a un familiar en un proyecto,…

Si no vas a terminarlo, no lo empieces

Algunos lectores me han llegado a escribir, sobretodo cuando hablo sobre temas de este tipo, de marketing o empresariales, para preguntarme cómo conseguir la voluntad de hacer algo. Y no tengo ni puta idea de qué contestarles. Si yo hago algo es porque quiero hacerlo, y si dejo de hacerlo es porque ya no me apetece seguir con ello.

Lanzo mis proyectos porque me interesan, me resultan apasionantes y quiero vivir de ellos. Si no hay nada por lo que sientas pasión o devoción, entonces no lo conviertas en objeto de tu tiempo libre porque, en mi opinión, la estás cagando. Es como esa gente que intenta vender libros en vez de ser escritora. Si empiezas con la mentalidad de vender muchos libros, probablemente no hagas bien tu trabajo, que es escribir. Y te verás cada vez más frustrado.

Si un día te levantas y te das cuenta de que no te apetece seguir con ese proyecto, te animo a dejarlo desde ya. Ponte a otra cosa, porque si ese proyecto que te tiene hasta los huevos te tiene así, es que, en realidad, tú no quieres hacer eso.

Por lo que te aconsejo dos puntos:

  • si te apasiona el proyecto, trabaja en él todo el tiempo posible
  • si no te apetece trabajar en él, es que no te apasiona, y deberías dejarlo.

Imagen | Blickpixel

  • CrisMandarica

    Lo difícil no es empezar proyectos, sino mantenerlos. Y cómo conseguir esa fuerza de voluntad… Preguntar eso es lo mismo que intentar averiguar dónde se encuentra el Cáliz de la vida. Biquiños!

    - Tuitea este comentario

    • http://www.pensamientolateral.org/ Marcos Martinez

      El Cáliz lo tengo yo, en mi casa escondío :P

      - Tuitea este comentario

  • rachael calabrian

    Buenos días… (Mediodías, ya) Yo siempre he tenido claro lo que quería ser, desde pequeña: única e inigualable. No lo he logrado aún (a veces, sí…) pero insisto obsesivamente porque es mi único sueño, no tengo otro (tampoco quiero tener otro). Una serie de adultos decidió enseñarme a leer y a escribir, luego dejó que yo escogiera lo que haría con ello. Yo he elegí darlo utilidad en privado y, a medida que crecía, se me antojó ir dándolo a conocer también, de manera progresiva, en público. Luego abandoné mi sueño para ganar dinero y costearme vicios tales como comer y vestirme con algo de abrigo llegado el invierno. Y entonces llegó Internet, una ventana que me ofrecía la posibilidad de retomar mi sueño que siempre necesitó un único medio: la palabra. Fin :) Gracias. Tu artículo me ha sugerido varias cosas, entre ellas que quizá debería atender más en mi trabajo y dejar de soltar mi… ¿cómo se decía…? “hipergrafía” (he tenido que buscarlo, la memoria no siempre es mi fuerte. Me siento siempre como Presto, el de Dragones y Mazmorras, que nunca sabía lo que iba a conseguir. Sí ya sé que Sheila también hacía magia, pero sólo tenía una capa con capucha que la hacía invisible: la magia fracasada la hacía Presto, es lo que hay.) Un saludo. Disculpa la extensión, nunca encuentro el espacio suficiente para soltar mis neuras…

    - Tuitea este comentario

    • Lisbeth

      Me encanta eso que dices de ser “única e inigualable”. Creo que a veces queremos ser como todos porque es más fácil que arriesgarse a ser uno mismo.

      - Tuitea este comentario

      • http://www.pensamientolateral.org/ Marcos Martinez

        Hay una frase que me gusta mucho, un doblez mental de significado:

        “Eres único, exactamente igual que todos los demás”

        - Tuitea este comentario

    • http://www.pensamientolateral.org/ Marcos Martinez

      Insisto: la hipergrafía mola. =)

      - Tuitea este comentario

  • R R Lopez

    Buen artículo. En él das una clave para conseguir que un proyecto triunfe: que te apasione.
    si tienes que dedicar tu tiempo libre a un proyecto, si no te apasiona acabarás dejándolo, pero si te apasiona persistirás porque para ti será como un hobby la mayor parte del tiempo.
    Creo que todos deberíamos aspirar a eso, a tener un trabajo que no nos pareciera un trabajo, porque nos gustara, aunque la dificultad la tenemos las personas que no lo tenemos claro desde un principio:
    ¿Qué nos gusta de lo que se pueda sacar un rendimiento?

    El segundo factor clave, según mi experiencia, es la paciencia, puesto que, como comentabas, es un camino lento y, en algunos casos infructuoso, lo cual genera la incertidumbre de que si lo que estás haciendo servirá realmente para algo en un futuro.

    Contra esto, volvemos al punto 1, que te apasione, así por lo menos, aunque no llegues a obtener los resultados esperados, te estarás diviritiendo con el proceso la mayoría del tiempo.

    En mi caso el problema que veo es que escribir ficción está jodido, eso o que realmente lo que hago no vale, o que no estoy aplicando las técnicas de promoción adecuadas, no lo sé, el tiempo lo dirá, pero es cierto que cuando vienen periodos en los que se paralizan las ventas y no ves resultados te da la sensación de que estás haciendo un poco el capulllo.

    Luego están los problemas técnicos, por ejemplo, como contaba en un artículo que titulé “publicidad absurda” en mi blog, cuando contactaron conmigo de brandcrumb para poner enlaces patrocinados en el blog, y resulta que no podía porque mi plataforma es la .com. que no lo admite…

    En fin, en el tema de la monetización ando todavía un poco perdido.

    El último consejo, escribid sobre cosas que resuelvan una necesidad del lector o que enseñen algo, más allá del mero entretenimiento, al contrario de como hago yo.
    Creo que el éxito de Marcos radica en eso, en que sus libros tienen una aplicación práctica y responden a un problema.

    Lo bueno de esto es que conoces a gente interesante y agradable, y tienes algunas experiencias chulas cuando ves que a la gente le ha servido lo que haces para evadirse en una mala racha o para echar unas risas, ya has aportado algo positivo a la vida de alguien, que es mucho más de lo que pueden decir otros. A mi me hace sentir más realizado que el trabajo con el que en realidad me gano la vida.

    Perdonad la parrafada.

    Abrazos para tod@s.

    - Tuitea este comentario

    • http://www.pensamientolateral.org/ Marcos Martinez

      Yo hice mis pinitos con la monetización (hablo de esto porque de lo otro no puedo aportar más) pero no me gustó, y al final prefiero tener márgenes residuales por ventas indirectas que tener anuncios.

      - Tuitea este comentario