4 consejos para cuidar tus zapatillas de correr

Las zapatillas de correr son una inversión importante. Tanto si eres un corredor apasionado como uno ocasional. Las lesiones causadas por unas zapatillas inadecuadas pueden hacer fracasar innecesariamente tus objetivos de running. Invertir en ofertas en zapatillas deportivas de running de calidad puede ayudarte a prevenir daños en los pies y en los tobillos, y hacer de tu entrenamiento una experiencia más agradable y cómoda.

Pero una vez que hayas hecho esa inversión, también es importante que mantengas esas zapatillas adecuadamente para que puedas disfrutar de ellas durante mucho tiempo. Aquí tienes algunos consejos útiles.

1. Utiliza las zapatillas sólo para correr

Aunque tus zapatillas de correr sean muy cómodas, no las uses para otra cosa que no sea correr. Incluso si sólo caminas, estás desgastando la amortiguación. Cuando empieces a sentir que tus zapatillas están perdiendo su rebote es el momento de reemplazarlas antes de que la rotura de su material provoque una lesión.

2. Limpia tus zapatillas de correr con regularidad

Correr al aire libre puede ensuciar mucho tus zapatillas. La hierba, el barro, las hojas o el agua pueden dejar manchas persistentes. También el sudor durante el entrenamiento puede afectar seriamente al estado de tus zapatillas. Dejar las zapatillas llenas de barro y sudor después de correr puede dañar la goma, debilitar las costuras y convertirse en un caldo de cultivo para el moho. Para mantener la calidad de tus zapatillas durante el mayor tiempo posible y mantenerlas frescas, te recomendamos que las cuides y las limpies adecuadamente. He aquí algunos pasos de limpieza:

  • Retira los cordones y las plantillas.
  • Elimina el barro y la suciedad de tus zapatos con un cepillo de limpieza.
  • Limpia tus zapatillas de correr y déjalas secar al aire libre a temperatura ambiente.
  • Protégelas contra el barro y el agua aplicando Sneaker Anti-dirt.
  • Trata tus zapatillas con Sneaker Fresh para eliminar los malos olores.

En el siguiente vídeo puedes encontrar las instrucciones detalladas.

3. Correr con comodidad

Las plantillas estándar de las zapatillas de correr suelen ser muy básicas. No siempre soportan toda la superficie de tus pies. Mejora tu comodidad al correr y corrige los desequilibrios añadiendo plantillas de espuma que se amoldan completamente a la forma única de tu pie.

Este tipo de plantillas se adaptan a todo tipo de calzado para correr, evitan el deslizamiento del pie en la zapatilla y alivian la presión sobre la bola del pie, los juanetes, los pies hinchados y las articulaciones. Aumentarán tu equilibrio y absorberán los impactos. Acércate a tu tienda más cercana para descubrir nuestra amplia gama de plantillas.

4. Deja que te ayudemos con las pequeñas reparaciones

No es aconsejable reparar toda la suela de tus zapatillas de correr, pero las pequeñas reparaciones, como la falta de ojales y las costuras sueltas, pueden ayudar a prolongar la vida de tus zapatillas de correr.

Deja un comentario